Publicidad

Chalupas poblanas. Receta mexicana tradicional

Chalupas poblanas. Receta mexicana tradicional
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A pesar de que las chalupas son una comida típica que se frecuenta en puntos específicos de México, como Hidalgo, Guerrero y Puebla, lo cierto es que las hechas en este último estado son especiales por sus sabor y textura únicas.

El origen de este platillo es un tanto incierto. Si bien no se sabe aún si son de herencia azteca (pues su forma es similar a la de las canoas que cruzaban la Gran Tenochtitlan hace cientos de años), o vasca (ya que en su idioma original la palabra txalupa significa barco), lo que sí tenemos por seguro es que estuvieron ligadas a la cocina mexicana conventual en tiempos más recientes.

Las chalupas poblanas tanto rojas, como verdes, son callejeras. Y qué bueno que sean así: tanto por su sabor, el ritual que implica hacerlas y el amplio alcance que tienen en los lugares donde se les prepara.

¿Listo? Manos a la obra.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Masa para tortillas 500 g
  • Pechuga de pavo deshebrada 300 g
  • Falda de cerdo deshebrada 300 g
  • Manteca de cerdo 200 g
  • Tomate verde 250 g
  • Jitomate 250 g
  • Cilantro 50 g
  • Cebolla blanca 1
  • Dientes de ajo 4
  • Chile serrano 3
  • Chile Morita 3
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer chalupas poblanas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 35 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 5 m
  • Hierve los tomates y los jitomates por cinco minutos. Recuerda que puedes hacerlo en la misma cacerola. Luego escúrrelos y déjalos enfriar.

  • Licúa los tomates verdes, junto con el cilantro, media cebolla, 2 dientes de ajo, 2 chiles serranos, sal y pimienta. Busca siempre que la mezcla sea homogénea. Reserva.

  • Lava y enjuaga bien la licuadora.

  • Licúa los tomates con 2 chiles morita, media cebolla 2 dientes de ajo, sal y pimienta. Reserva.

  • Haz bolitas de 3 centímetros de diámetro con la masa. Aplánalas y haz tortillas pequeñas. Luego fríelas perfectamente en manteca.

  • Esparce en cada tortilla un poco de salsa, así como la carne deshebrada y un poco de cebolla picada.

  • Tus chalupitas poblanas están listas para comerse. De preferencias, acompaña de una cerveza bien fría o un vaso de agua natural de jamaica.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios