Publicidad

Qué es y cómo hacer Pink Latte: receta fácil para hacer esta bebida saludable

Qué es y cómo hacer Pink Latte: receta fácil para hacer esta bebida saludable
Sin comentarios

Una de las últimas tendencias en el mercado del café y el té, es la preparación de bebidas saludables que tienen especias y verduras añadidas para mejorar el sabor y la textura de éstas. Siguiendo la tendencia saludable de las bebidas que conocemos como Matcha Latte, Golden Milk y Moon Milk, el Pink Latte ahora se ha colocado como una de las** bebidas favoritas** de la generación millenial, ya que el betabel (o remolacha) aporta gran cantidad de nutrientes esenciales, que ayudan a mejorar la salud y el bienestar de las personas. Te contamos un poco más sobre el Pink Latte, esta bebida saludable.

Originario de Australia, el Pink Latte está conquistando con su vivo color rosado y su atractivo encanto fotogénico, redes sociales como Instagram, Pinterest y nuestras cafeterías populares en donde se hacen creaciones coloridas y divertidas.

De qué está hecho el Pink Latter

Pink Latte Bebida Saludable Foto: Pink Latte
  • Esta bebida saludable tiene un efecto altamente positivo para la salud, ya que el ingrediente principal es el betabel, que le confiere ese llamativo color rosa, y que, le otorga gran cantidad de nutrientes como antioxidantes, hierro y vitaminas que fortalecen el sistema inmunológico.

Ingredientes

Para 1 personas
  • 30 ml de Jugo de betabel o 2 betabeles grandes
  • 1 cucharadita de Miel de Agave
  • 1/4 de cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/4 de cucharadita de canela molida
  • 240 ml de leche de almendras

Cómo hacer Pink Latte. Receta fácil de bebida saludable

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 5 m
Pink Latte Receta Facil
  • Si no tienes jugo de betabel envasado, puedes preparalo de manera casera. Para eso necesitas dos betabeles grandes y 60 ml de agua mineral. Recortamos los extremos de la hortaliza con un cuchillo de sierra. Limpiamos las remolachas con agua fría. Usaremos un cepillo para vegetales para restregar la suciedad que no se pueda raspar con los dedos.

  • La piel de remolacha contiene muchos nutrientes, por lo que si es relativamente delgada, podemos limpiarla y dejarla intacta para el zumo. Si no es así, puedes pelarla con un pelador de verduras o un cuchillo de pelar antes de seguir.

  • En el vaso de una licuadora o procesador de alimentos, añadimos el betabel y el agua. Trituramos todo bien. Conservamos en el refrigerador hasta que se use. Lo ideal es consumirlo inmediatamente para aprovechar al máximo todas sus propiedades.

  • El Pink Latte también se puede hacer a partir de polvo de remolacha que se encuentra en tiendas en linea como Amazon. En este caso añadiríamos una cucharadita en vez de los 30 mililitros de jugo de betabel.

  • Una vez obtenido el jugo, en un cazo mediano (o pocillo), calienta 200 ml de leche (vegetal o animal) con miel de agave, extracto de vainilla, canela a fuego medio hasta que comience a hervir. Combine la mezcla de leche tibia y el jugo de betabel y lo vertemos en nuestra taza de café favorita. Reservar el otro poco de leche para espumar.

  • Usar un espumador para darle volumen al resto de la leche hasta que se vuelva espumosa y luego la colocaremos sobre el Pink Latte. Sirve inmediatamente.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios