Compartir
Publicidad

Nuggets de brócoli y queso. Receta

Nuggets de brócoli y queso. Receta
0 Comentarios
Publicidad

Esta es nuevamente una receta pensada para los más pequeños de la casa. Se trata de una divertida y diferente manera de comer brócoli para la hora del almuerzo, o para calmar el hambre entre comidas. Vamos a preparar unos nuggets de brócoli y queso, que podemos hacer rápidamente con ayuda de un procesador de alimentos y un comal, o bien hornearlos para darles una mejor cocción.

Es cierto que tradicionalmente los nuggets los preparamos con pollo o pescado, pero nadie dice que no podamos prepararlos con verduras. Lo mejor de todo, es que para prepararlos necesitamos pocos ingredientes, de modo que es una receta fácil de preparar y ¿por qué no decirlo? también económica.

Ingredientes para 6 personas

  • 1/2 kg de floretes de brócoli, 2 huevos, 1 taza de pan molido, 1 taza de queso manchego rallado, 2 cucharaditas de hierbas finas, 1 diente de ajo, sal y pimienta.

Cómo hacer nuggets de brócoli y queso

Nuestro primer paso será blanquear los floretes de brócoli. Para ello, colocamos agua en una cacerola, cuando rompa el hervor agregamos los floretes de brócoli, contamos tres minutos, los escurrimos y los sumergimos en agua con hielo. Pasados 10 minutos, los escurrimos.

Nuggets Brocoli

En un procesador de alimentos o en la licuadora, colocamos los floretas de brócoli, los huevos, el pan molido, el queso, las hierbas finas, el ajo, sal y pimienta al gusto. Procesamos por pulsos hasta que se integren bien los ingredientes.

Usando nuestras manos, formamos pequeñas bolitas de la mezcla, las aplanamos y las colocamos sobre un comal caliente ligeramente engrasado (también podemos hornearlos durante 25 minutos). Esperamos a que doren ligeramente antes de darles vuelta.

Degustación

Estos saludables nuggets de brócoli y queso son perfectos como colación entre comidas, y podemos servirlo acompañado de salsa catsup o del aderezo de nuestra preferencia. Como su manejo es muy delicado, debemos esperar a que se enfríen durante diez minutos antes de servirlos. Podemos conservarlos en un contenedor cerrado en el refrigerador hasta por tres días.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio