Compartir
Publicidad
Publicidad

Galletas de avena y zanahoria. Receta

Galletas de avena y zanahoria. Receta
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tengo que admitir que uno de los pasteles que más me gusta es el pastel de zanahoria, y aunque prepararlo no es tan difícil ocupa mucho tiempo de horneado, por lo que en temporada de calor es difícil que lo haga. Pero, desde ahora, ya no habrá motivo para no disfrutar de su extraordinario sabor, pues estas galletas de avena y zanahoria tienen un sabor muy similar.

Son unas galletas de una textura ligeramente suave en el interior y con una miga húmeda, pero con una costra bastante firme. La ventaja, lo rápido que es prepararlas y hornearlas, y son tan deliciosas, que el glaseado se convierte en un elemento opcional.

Ingredientes para 8 galletas

  • Para las galletas: 1/2 taza de mantequilla, 1/2 taza de azúcar, 1 huevo, 1/2 cucharadita de vainilla, 1 taza de harina, 1/4 cucharadita de sal, 1/2 cucharadita de polvo para hornear, 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio, 1/2 cucharadita de canela, 1 1/4 tazas de avena, 1/2 taza de pasitas, 1 zanahoria
  • Para el glaseado: 1/2 taza de azúcar glass, 1/2 cucharadita de vainilla y 1 cucharada de leche fría.

Cómo hacer galletas de avena y zanahoria

Para esta receta, es importante que la mantequilla esté suave y que el huevo esté a temperatura ambiente. Antes de empezar, encendemos el horno a 160º C, y mientras se calienta preparamos la masa de nuestras galletas.

Iniciamos acremando la mantequilla junto con el azúcar en un tazón, con ayuda de la batidora, para luego agregar el huevo y la vainilla hasta obtener una mezcla tersa.

Aparte, mezclamos la harina con la sal, el polvo para hornear, el bicarbonato de sodio, y la canela. Poco a poco agregamos estos ingredientes a la mezcla de ingredientes líquidos. En seguida agregamos la avena y las pasitas y revolvemos con ayuda de una espátula. Por último, añadimos la zanahoria rallada, con movimientos envolventes.

Galletas Zanahoria Pasos

Ayudándonos de una cuchara para helado, colocamos porciones de la masa sobre una bandeja para horno ligeramente engrasada, cuidando de dejar dos pulgadas de espacio entre cada una para que expandan correctamente las galletas.

Horneamos durante 10 a 14 minutos, hasta que nuestras galletas estén doradas en la parte inferior. Tras apagar el horno, las dejamos reposar cinco minutos antes de sacarlas y transferirlas a una rejilla para que se enfríen. Como con la mayoría de galletas, no debemos preocuparnos si al sacarlas del horno están muy suaves, pues al enfriarse irán endureciendo, aunque no demasiado.

Para el glaseado, revolvemos todos los ingredientes hasta lograr la consistencia deseada, si es necesario, agregamos un poco más de leche, cucharada por cucharada. Una vez frías las galletas, las cubrimos con el glaseado.

Degustación

Estas galletas de zanahoria y avena son perfectas para el desayuno de toda la familia, así que bien podemos acompañarlas con café, té o leche. Su sabor, les recordará a un buen pastel de zanahoria, pero con muchas menos calorías.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio