Compartir
Publicidad

Ensalada fresca de calabacitas crudas. Receta

Ensalada fresca de calabacitas crudas. Receta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Aún recuerdo la primera vez que mi madre sirvió para la comida una ensalada que incluía calabacitas crudas. Hasta ese momento, siempre las había comido cocidas y la idea de comerlas crudas me resulto totalmente extraño y fuera de lugar. Pero, después de probarlas, comprendí que en su estado natural, las calabacitas tienen un gran sabor.

Esta ensalada fresca de calabacitas crudas, es perfecta para comer en primavera y verano, es sumamente sencilla de preparar pero necesitamos darle su tiempo de marinación en el refrigerador. Para lograr un mejor resultado, necesitaremos hacer uso de una mandolina de cocina o de nuestro mejor cuchillo.

Ingredientes para dos personas

  • una calabacita mediana, 2 cucharadas de aceite de oliva, un limón, sal, pimienta negra, requesón o queso fresco al gusto, una rama de perejil y una rama de hierbabuena.

Cómo preparar ensalada fresca de calabacitas crudas

Después de habernos asegurado de lavar y secar bien las calabacitas, las cortamos en rebanadas muy delgadas, con ayuda de la mandolina o de un cuchillo bien afilado. Después, acomodaremos las rodajas en un plato extendido, formando círculos concéntricos. A continuación, rociamos con un poco de aceite de oliva y el jugo del limón y sazonamos con sal y pimienta negra recién molida. Refrigeramos por 30 minutos.

Calabacitas Crudas Pasos

Mientras se marina la calabacita, picamos finamente el perejil y la hierbabuena. Antes de llevar a la mesa, espolvoreamos las calabacitas con las hierbas y colocamos encima pequeños trozos de requesón o queso fresco.

Degustación

La ensalada fresca de calabacitas crudas podemos servirla como guarnición para un plato a base de pescado. Si no tenemos a la mano perejil y hierbabuena, podemos usar cualquier otra hierba aromática, como la albahaca y el cebollín.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio