Publicidad

Quesos: ¿cómo mantenerlos frescos por más tiempo?

Quesos: ¿cómo mantenerlos frescos por más tiempo?
Sin comentarios

El queso es uno de esos alimentos que tiene el poder de gustar a cualquiera. Todos disfrutamos de su textura y sabor, en cualquiera de sus variedades. Sin embargo, es precisamente el sabor el que más se ve afectado cuando no se almacena correctamente, mientras que su textura se deteriora conforme va pasando el tiempo.

Justo es el tema de la conservación de los quesos el que más confusión causa, pero afortunadamente, no es algo tan complicado, y si en casa seguimos algunas pequeñas reglas, lograremos mantenerlo en perfectas condiciones hasta el momento de su consumo.

Compra piezas pequeñas

La primera regla que debemos seguir es comprar piezas pequeñas y comerlas tan pronto como sea posible, pues hay que recordar que los quesos una vez que son cortados y expuestos al oxígeno empiezan a perder su frescura y su calidad.

Déjalos respirar

Almacenar Quesos 2

Aunque en el supermercado usualmente encontramos los quesos envueltos en plástico, hay que saber que este material no es el mejor para almacenarlos. Los expertos señalan que la mejor forma es envolverlos en materiales porosos. En el mercado, es posible encontrar bolsas especiales para almacenarlos, pero si no los encontramos el papel encerado es una buena opción, como también lo es el papel aluminio.

Cuando se trate de quesos con corteza y delicados, lo mejor es envolver primero en este tipo de papel y después cubrirlos con una capa de plástico adherible. Recordar que las cortezas de los quesos se consideran vivas, por lo que si envolvemos herméticamente en plástico se sofocarán y morirán.

Ahora, si por algún motivo optamos por guardarlos en bolsas tipo Ziploc, tendremos cuidado de intentar sacar la mayor cantidad de aire posible, para evitar que haya humedad alrededor que posteriormente ocasione moho. Ahora que, si lo único que tenemos son recipientes plásticos, tenemos que asegurarnos de usar los que mejor se ajusten al tamaño del queso.

Mención especial merecen los quesos frescos, como el ricotta, el queso crema o nuestro queso fresco, los cuales pueden guardarse en una bolsa plástica o en un contenedor de plástico, siempre que conservemos sus líquidos naturales. Pero cuidado pues para garantizar su frescura usando este método, tendremos que cambiar el plástico por lo menos cada dos días.

Manténlos frescos

Una vez que hemos envuelto correctamente nuestro queso es momento de mantenerlo fresco, en refrigeración, en la parte menos fría y con mayor humedad, que usualmente es la más cercana al cajón de las verduras. Aunque la tentación sea mucha, no se recomienda congelar el queso, puesto que el proceso de congelación y descongelación puede romper las moléculas de grasa y hacer que éstas liberen su humedad. El resultado, la pérdida de sabor, de aroma y de textura.

Ahora bien, el otro extremo tampoco es bueno, por lo que dejar los quesos a temperatura ambiente es una mala idea, pues al ser demasiado caliente el queso comenzará a sacar su grasa, de modo que se secaría en pocos días.

Cada queso es diferente

Almacenar Quesos 3

Dado que los diferentes quesos tienen características distintas hay que tener en cuenta que la vida útil de cada uno varía considerablemente. Los quesos frescos, sin corteza, tienen una durabilidad de cinco a siete días siguiendo las pautas anteriores. Por otro lado, los quesos cremosos como el brie o el camembert que se caracterizan por su corteza florida duran de cinco a diez días, mientras que los quesos duros como el parmesano van de las tres a las seis semanas.

Además, para tener un mayor control sobre la fecha en que lo compramos, después de envuelto es recomendable que coloquemos una etiqueta indicando el tipo de queso del que se trata y la fecha en que lo llevamos a casa. Desde luego, si al abrir el empaque el queso huele diferente, no debemos consumirlo. Si es un queso madurado y se le ha formado una capa de hongo pero no huele mal, siempre podemos cortar dicha parte exterior, pues el centro seguirá firme y en buen estado.

Imágenes | Pixabay
En Directo al Paladar México | El Queso Oaxaca, una hebra en la gastronomía mexicana

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios