Compartir
Publicidad

7 remedios caseros y naturales para que disminuir los cólicos menstruales

7 remedios caseros y naturales para que disminuir los cólicos menstruales
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los cólicos menstruales son un síntoma doloroso que mes con mes imposibilita a muchas mujeres de realizar su vida de forma normal. Estos espasmos se generan porque el útero debe contraerse y comprimirse para que su revestimiento se desprenda de las paredes y salga del cuerpo en cuestión de días. 

Ni modo, eso es algo que no podemos evitar. Entendemos que hay muchas chicas, especialmente quienes hacen actividad deportiva de forma constante, que no los padecen mucho; no obstante, para las que es una pesadilla cada 28 o 29 días, tenemos una selección de remedios caseros y naturales para que controlen en dolor en la parte baja del vientre. Te los presentamos a continuación:

Intenta mantenerte lo más calientita posible

Cúbrete bien y jala una cobija para ver la tele o leer un libro. El calor ayudará a que tus músculos se relajen y así se puede disminuir un poco el dolor. Puedes ponerte una bolsa de agua llena de agua tibia sobre la zona que te duela, o usar compresas especiales.

Toma muchas bebidas calientes

En estos casos, lo que más necesitas es calentarte también por dentro y con algo ligerito, pero que dé resultado. Una sopita o caldo tibia (que no muy caliente porque puede resultar contraproducente) es buena opción, aunque también te recomendamos mucho los tés y las infusiones: las hierbas que más efecto nos han hecho son la canela, manzanilla, flores de jamaica o anís.

Una mención especial para el jengibre

El té de jengibre es uno de nuestros remedios favoritos para estos males menstruales. Ello debido a que actúa como antiinflamatorio y antiespasmódico natural. Para preparar una infusión hay que poner a una raíz de jengibre en agua durante 10 o 15 minutos. Cuela eso una vez que se enfríe un poco y tómalo unas dos veces por día.

Inhala el olor de plantas y flores

Esto también funciona muy bien. Te sirven plantas como la mejorana, la lavanda, el enebro, la melisa, la menta o el romero son adecuadas para quitar el dolor y también para que te relajes.

Escoge muy bien tu comida durante “esos días”

Como tu dieta tiene que ver mucho con tus procesos hormonales, es mejor si prefieres comidas con muchas legumbres, frutos rojos, verduras, sopas, pescado y frutos secos. Dile adiós a los lácteos, la cafeína, helados, alcohol, bebidas frías y cítricos.

Intenta adicionar albahaca en tus platillos

Gracias al ácido cafeico de esta planta de olor tan peculiar, el dolor cede un poco. Se puede consumir como especia en muchas recetas o en infusión. Si optas por beberla, se intenta hacerlo cada media hora.

Haz ejercicio

Caminar es lo mejor que puedes hacer, especialmente si tu dolor es fuerte. Si no es tan imposibilitante puedes optar por rutinas de ejercicio más exigentes, pues mejoran el flujo sanguíneo y también eso tiene un efecto relajante.

Vacía tu vejiga con frecuencia

Seguro ya te diste cuenta que, cuando estás menstruando, vas más al baño que en otros días. No dejes de hacerlo. Es muy sano. Vaciar tu vejiga con frecuencia ayudará a que ya no te duela tanto el vientre.

Fuentes: El Espectador Vida y salud

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio