Publicidad

Romeritos, la historia detrás de estos quelites de México que convertimos en "exclusivos" para la Navidad y cómo prepararlos

Romeritos, la historia detrás de estos quelites de México que convertimos en "exclusivos" para la Navidad y cómo prepararlos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En México, cuando llega la temporada navideña, es inevitable pensar en el tradicional platillo de los romeritos, hechos con la planta denominada romerito, romerillo o quelite salado, base de este plato que forma parte fundamental de las cenas de Nochebuena y Año Nuevo, pero ¿sabes qué es y por qué lo comemos?

¿Qué son los romeritos?

  • En algunos lugares es considerado maleza invasiva, pero su uso en la gastronomía mexicana data de tiempos prehispánicos.

  • El romerito cuyo nombre científico es Suaeda Torreyana S. Watson, y sinónimos Suaeda moquinii, Suaeda nigra, tiene su origen en los campos de México y Estados Unidos. Se trata de una planta arbustiva perenne,con apariencia de arbusto pequeño de 60 a 100 cm de altura, con hojas verdes, carnosas, de flores pequeñas y fruto seco. Crece en suelo alcalino salino y lugares pantanosos y tiene impacto en cultivos de maíz y hortalizas.

  • Estos "romeritos" pertenecen a la familia de los quelites al igual que los quintoniles, epazote, verdolaga, huazontle y berros, entre otros.

  • Una de sus principales características gastronómicas, es que a diferencia de otros quelites, los romeritos no se comen crudos, sino que deben de cocerse en agua antes de añadirlos a salsas, pipianes o moles, en donde adquieren un delicioso sabor y le brindan textura a la preparación.

  • Otro punto que se debe destacar, es que los romeritos no tienen nada que ver con la planta aromática de origen extranjero conocida como romero.

Romeritos1 Foto: SAGARPA

¿Desde hace cuanto se consumen los romeritos y cómo surgió el platillo?

  • Los romeritos formaban parte de la dieta de los aztecas, y desde ese entonces se consideraban un platillo muy nutritivo. En esa época se preparaban con ahuautles, que son los huevecillos comestibles de un mosco acuático que vive cerca de los lagos. Su sabor es parecido al del camarón, es por eso que la receta que hoy preparamos con tortitas de camarón, tiene sus orígenes en el sabor de la época prehispánica y se adaptó tal y como la consumimos actualmente, durante la época colonial.

  • De acuerdo al chef e historiador Yuri de Gortari, en esa etapa de la historia mexicana y a pesar de las carencias económicas, las monjas que vivían en los conventos, crearon un platillo barato y sabroso con los ingredientes que tenían a la mano. Originalmente al platillo se le conocía como “Revoltijo”, por la mezcla de ingredientes europeos y mexicanos que contiene como los romeritos, papas, nopales, nueces, cacahuate y mole.

  • Estos romeritos se preparan sobre una base de mole, acompañados de papas cambray, nopales y camarones secos. También se emplea como guarnición de otros platillos hechos a base de pescado y mariscos.

Romeritos3

¿Por qué comemos romeritos en Navidad?

  • No se sabe con exactitud la fecha en la que se empezó la tradición de servir este platillo en las fiestas navideñas. Lo que se cree es que, debido a que se trata de un platillo sin carne de res, encajó en los rituales celebrados durante la vigilia de Cuaresma y de Navidad ya que antaño, un día antes de Nochebuena o el 24 de diciembre se le consideraba día de vigilia.

Romeritos: 100% mexicanos y muy nutritivos

  • Eso sí, los romeritos son un ingrediente muy mexicano y en ningún otro país vas a encontrar un platillo similar. La principal región productora de romeritos se ubica en el centro del país, específicamente en las comunidades de San Andrés Mixquic, San Nicolás Tetelco y San Juan Ixtayopan, en la delegación Tláhuac, y San Gregorio Atlapulco, en Xochimilco. Por eso los romeritos son muy populares en la Ciudad de México y en estados colindantes.

  • Se distribuyen en el país por 10 estados de la república, en algunos de los cuales se les considera maleza; sin embargo, es en la zona central de México donde se ha desarrollado ampliamente como alimento y como un platillo muy popular.

  • Como dato proporcionado por SAGARPA, al cierre preliminar del ciclo agrícola 2016, se contabilizaron 806.4 hectáreas sembradas, distribuidas en la Ciudad de México, en las delegaciones Tláhuac y Xochimilco, así como en el municipio de Valle de Chalco Solidaridad, en el Estado de México. Con ello, se alcanzó un volumen de producción de 6 mil 434 toneladas en dicho lapso.

  • Además de ser un platillo muy rico, los romeritos son bastante nutritivos, algo que no debemos descuidar en estas fechas. Son ricos en ácido fólico, vitamina A y C, calcio y fibra. Es uno de los pocos platillos 100 por ciento mexicanos que servimos en la mesa de Navidad, y también es importantes considerar que son muy económicos comparados con otros platillos navideños. Este año un buen plato de romeritos no puede faltar en tu mesa.

FUENTES:

* SAGARPA * SEGOB * Maestro Yuri de Gortari

Ingredientes

Para 4 personas
  • Mole rojo almendrado tazas (del de tu preferencia) 2
  • Caldo de pollo tazas 4
  • Romeritos limpios 1 kg
  • Huevos 4
  • Nopales 6
  • Polvo de camarón seco 200 g
  • Papas en cubo cocidas 4
  • Aceite de canola tazas 2

Cómo hacer Romeritos tradicionales

Dificultad: Media
  • Tiempo total
  • Hierve el agua con sal y cocina los romeritos por 4 minutos (hasta que se ablanden pero que no se deshagan).

  • Coloca rápidamente en un tazón con agua y hielo. Repite el procedimiento con los nopales y reserva.

  • Bate las claras a punto de turrón y añade las yemas sin dejar de batir.

  • Agrega el polvo de camarón y mezcla cuidando de no bajar el volumen del huevo.

  • Calienta el aceite en una sartén. Da forma a las tortitas con ayuda de dos cucharas y de tus manos. Coloca rápidamente en la sartén cada tortita.

  • Cocina hasta que se doren por ambos lados, retira y escurre en papel absorbente. Guárdalas para más tarde.

  • Coloca el mole en un tazón.

  • Vierte 2 tazas de caldo.

  • Mezcla hasta obtener una pasta.

  • Añade una cucharada de aceite en una cacerola y sofríe el mole.

  • Vierte el resto del caldo.

  • Mueve para disolver los grumos y cocina a fuego medio hasta que espese ligeramente.

  • Añade los nopales, las papas y los romeritos. Mezcla muy bien.

  • Añade la sal y cocina por 25 minutos más. Sírvelos y acompáñalos con las tortitas de camarón.

¡Listo para disfrutar!

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios