Recetas de chilaquiles: cómo hacer Chilaquiles norteños con carne molida y queso

Recetas de chilaquiles: cómo hacer Chilaquiles norteños con carne molida y queso
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
8 votos

Los chilaquiles son un elemento inseparable de los desayunos mexicanos y, ¿cómo no? si se trata de un platillo perfecto para espantar el sueño e iniciar con el pie derecho el día, con el estómago contento. No hay nada como consentirte con un plato bien sustancioso de chilaquiles con su respectivo queso, crema y un filete de cecina o hasta un huevo. Pero, ¿alguna vez habías probado los chilaquiles con carne molida?

Una de nuestras partes favoritas de este platillo es que puede ser personalizado y preparado de muchas maneras, como en esta receta que suele ser muy popular en el norte de México y hasta en algunos puntos de Honduras. Puede que estemos acostumbrados a comerlos con pechuga de pollo deshebrada, pero nunca está de más probar una versión distinta que te haga salir de la rutina.

Los chilaquiles no son otra cosa que tortillas fritas bañadas en salsa, que se aderezan con crema, queso y cebolla. En algunos casos la guarnición pueden ser frijoles refritos, arroz, huevo o bisteces de pollo o res, según sea el gusto del comensal. Son protagonistas del desayuno tradicional mexicano y aunque dentro de México la mayoría sabe qué son, hay algunos y muy poquitos lugares donde dicen que son totopos con salsa.

Si eres fan de los chilaquiles y te gusta probarlos en todas sus formas y presentaciones, te invitamos que pruebes sí o sí estos increíbles chilaquiles con carne molida.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Carne de res molida 300 g
  • Tortillas de maíz (o 1 bolsa de totopos) 12
  • Jitomate 2
  • Tomate verde 2
  • Chile serrano 3
  • Queso manchego 100 g
  • Cebolla blanca picada 0.5
  • Crema para servir
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer Chilaquiles norteños con carne molida

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 30 m

Chilaquiles Con Carne Molida

  • Vamos a comenzar con la salsa: hervimos los chiles junto con el jitomate y los tomates. Cuando ya estén y se les comience a caer la piel, lo mudamos a una licuadora y molemos con agua, sal y pimienta. Reservamos.

  • En una sartén amplia vamos a freír la carne con sal y pimienta. Ya que esté bien frita la reservamos.

  • En un refractario de vidrio servimos una capa de tortillas fritas y cortadas en triángulo (o de plano una bolsa de totopos) y vamos acomodando así: una capa de totopos, luego salsa, carne molida, crema y una capa de queso manchego. Y así una vez más hasta que quede una mezcla, como si fuera lasaña.

  • Metemos el refractario al horno (puede ser uno eléctrico) a 170°C por 10 minutos o menos, únicamente para que gratine el queso.

  • Sirve con más cebolla y crema. ¡A disfrutar!

8 votos
Comentarios cerrados
Inicio