Publicidad

Gringa de chorizo y quesillo. Receta para consentirte este fin de semana

Gringa de chorizo y quesillo. Receta para consentirte este fin de semana
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Amamos comerlas en la calle. Pero, ¿qué tal si te pones en mood taquero y las haces en tu casa? No necesitas forzosamente la plancha que es como el corazón simbólico de todos los sitios donde consumimos gringas. Con que tengas un buen sartén de teflón y todos los ingredientes a la mano, lo lograrás.

Para nada necesitas insumos del otro mundo. En una ida exprés al súper lo solucionas todo.

¡Manos a la obra! “¿Va con todo la gringa, güera?”

Ingredientes

Para 4 personas
  • Tortillas de harina 4
  • Quesillo 500 g
  • Chorizo 300 g
  • Aguacate 2
  • Jitomate 2
  • Salsa verde al gusto
  • Limón partidas a la mitad 2

Cómo hacer gringa de chorizo y quesillo

Dificultad: Media
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 5 m
  • Como cuando hacemos este tipo de recetas siempre el tiempo y la temperatura del sartén definirán qué tan tostada o no quede una tortilla, te recomendamos que tengas todo preparado ya solo para montar y dejar que toda la belleza de su interior se gratine.

  • Corta rebanadas muy delgadas del jitomate, así como de cebolla.

  • Deshebra el quesillo y tenlo a la mano.

  • Corta los aguacates por la mitad y quítales el hueso.

  • En un sartén pon a freír el chorizo. Procura ponerle solo un chorrito de aceite y deja que el propio de la carne termine de cocinar a ésta por completo.

  • Reserva el chorizo, pero no te deshagas del aceite.

  • A fuego bajo pasa por el aceite del chorizo las tortillas y suavízalas. Déjalas calentarse un par de minutos.

  • Resérvalas por un momento en un plato.

  • Sobre la superficie del sartén esparce mucho quesillo, deja que se empiece a cocinar, deshacer y luego volverse costra.

  • Inmediatamente recógelo con una de las tortillas.

  • Sobre esa tortilla coloca todo el chorizo que desees.

  • Pon encima los jitomates, así como rebanadas que hagas en el momento de aguacate.

  • Pon un poco más de queso deshebrado y tapa la gringa con la otra tortilla.

  • Pasados unos dos minutos, voltéala.

  • Retírala del sartén cuando ya esté toda gratinada.

  • Pásala a un plato y córtala en varias rebanadas.

  • Acompáñala de una salsa verde picosa, limones y una cerveza clara: puro placer.

Foto: Youtube/Chapis y Hack

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios