Compartir
Publicidad

Macelleria Roma: más que sólo pastas frescas, pizzas que se merecen una medalla

Macelleria Roma: más que sólo pastas frescas, pizzas que se merecen una medalla
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si has escuchado hablar de este clásico italiano del centro de la CDMX, seguro es por sus pastas frescas. Muchos llegamos a Macelleria Roma justo por eso: porque las preparaciones frescas y del día que se hacen en el restaurante gozan de buena reputación. Pero acabamos de hacer un gran descubrimiento: sus pizzas también son una delicia y de eso de ha hablado muy poco.

El lugar es pequeño y acogedor. Un tragaluz en el medio de las instalaciones da un respiro necesario y conduce al que indiscutiblemente es el corazón simbólico del sitio: su horno de piedra.

Whatsapp Image 2019 06 20 At 2 49 26 Pm Foto de @historiasdeunamesa

De ahí salen humeando las pizzas de base crujiente y delgada, que ocupan una parte considerable del menú. Recomendamos ampliamente la Diavola con salsa de jitomate italiano, queso mozzarella y salami picante, o la Pa’La Mamma, con alcachofas, berenjenas, cebollas y champiñones.

Pizza Foto cortesía de Macelleria Roma.

Todo el mes de junio están celebrando su temporada especial de pizzas, así que tienen una minicarta especial con opciones como la Del Mar, que tiene mariscos, o la de espinacas con alcachofas y mucho queso que se deshace en tu boca. También tienen una opción para postre que si bien es bastante monchosa y calórica, resulta irresistible para los amantes del helado de vainilla, así como de la Nutella y los bombones.

Pizza Foto cortesía de Macelleria Roma.

Si eres curioso puedes asomarte a la cocina delimitada sólo por vidrios traslúcidos y ver cómo todo lo hacen ahí mismo: desde la masa, pasando por la salsa de tomate y la cocción cuidada de cerca en el horno, para que no se pase, ni le falte calor.

En caso de que no estés con antojo de pizza, vale la pena volver a los básicos de Macelleria Roma. Ya sea que elijas su Pappardelle de la casa, la Lasagna de la Nonna o los Gnocchis Gorgonzola. Otro de sus platillos estrella es la Pasta alla Ruota, que se prepara en tu mesa dentro de una rueda de queso Grana Padano. Si eres muy carnívoro, también hay cortes.

Algo que reconocemos de este lugar es que te hace sentir como si estuvieras en la antesala o comedor de la casa de tu abuela, la que siempre te hace el día con su comida. Además puedes redondear la experiencia si te pides para maridar con tus platillos los vinos blanco y tinto de la casa. Son muy ganadores y versátiles.

La próxima vez que te pregunten por este restaurante, cuéntales de sus prodigios italianos salidos del horno. Esas pizzas son tan indecentemente ricas, que merecen ser conocidas a pesar de que otras opciones de su carta habitual casi siempre se lleven las palmas.

Cheque promedio: $300 pesos. | Dónde: Orizaba 127, Roma Norte.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio