Compartir
Publicidad

Cómo hacer el mejor café con una prensa francesa

Cómo hacer el mejor café con una prensa francesa
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Existen muchos métodos para preparar una taza de café, desde revolver café instantáneo en agua caliente, hasta el método del goteo. Últimamente he visto que la prensa francesa ha ganado popularidad entre los amantes de los buenos cafés. Es una forma sencilla, y relativamente barata, para hacer café.

La forma en la que se hace café en una prensa francesa, también conocida como cafetiere o prensa de café, es dejando reposar café molido en agua caliente, y después empujar el café hacia el fondo. Algunas personas opinan que debido a que los granos de café se sumergen directamente en agua caliente durante la preparación, el café preparado en prensa francesa tiene más cuerpo, es más suave y en general tiene más sabor.

Filtro

Debido a que no existe un filtro, todos los aceites y los sabores de los granos de café quedan en la bebida final. Si quieres un buen café, obviamente lo más importante es contar con granos recién tostados de café de buena calidad. No quieres que el café haya estado expuesto al aire por mucho tiempo; los granos se deben de ver grasosos y deben ser muy aromáticos. Al comprar café, fíjate en la fecha de caducidad; debes de saber que una vez abierta la bolsa, los granos empiezan a perder sabor después de una semana.

Algo súper importante es el molido de los granos de café. Lo ideal es que compres café en grano y lo muelas tú mismo unos minutos antes de prepararlo, de lo contrario se pueden oxidar. El molido no debe de ser muy fino, ya que es posible que tape el filtro de la prensa francesa, lo mejor es que sea un molido grueso y de la misma consistencia, algunos dicen que del tamaño del pan rallado. Para esto es esencial que cuentes con un molino que te permita moler en diferentes grosores.

Cafe

Otro aspecto a considerar es que tan fuerte quieras tu café. La regla general es una cucharada copeteada de granos molidos, por una taza de agua (240 ml). Si prefieres un café más cargado, entonces puedes utilizar dos cucharadas por taza. Si te queda muy cargado, pues solo tiene que agregar más agua caliente. Y hablando de agua, la temperatura del agua también afecta el resultado del café. Si utilizas agua muy caliente, puedes acabar con un café amargo, por el contrario, si utilizas agua no lo suficientemente caliente, puede perder varios sabores. Lo ideal es una temperatura de 93-96°C. Si no tienes termómetro, hierve el agua y déjala reposar unos 30 segundos.

Ya que tienes toda la materia prima lista, ahora es el momento de preparar el café. Lo recomendable es primero colocar el café molido en el fondo de la prensa francesa y verter un tercio del agua. Después dejar reposar por 30 segundos y revolver, esto ayudara a que todo el café se sature de agua para que tengas un café lleno de sabor. Después añade el resto del agua y coloca la tapa en la jarra, con el émbolo hasta arriba.

Prensafrancesa2

El tiempo de reposo también es un factor muy importante, expertos recomiendan que lo dejes cuatro minutos. Si te gusta muy cargado lo puedes dejar seis minutos. Una vez transcurrido el tiempo, presiona el émbolo hasta el fondo, suavemente pero con firmeza. Y con esto está listo para ser servido consumido. Debido a que el agua sigue estando en contacto directo con el café, si queda algo en la prensa es muy probable que se sigan extrayendo sabores y aceites, así que si no te los vas a tomar en ese momento, lo mejor es vaciarlo en un termo.

Espero que estas recomendaciones te ayuden a preparar ricos cafés en tu prensa francesa.

Imágenes | Andrew E. Larsen | Michael Allen Smith | Oleg Shpyrko | Nathan Borror |

En Directo al Paladar México | Datos interesantes del café
En Directo al Paladar México | ¿Cuál es el mejor momento para tomar café?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio