Compartir
Publicidad

Chocolate caliente bajo en carbohidratos y sin azúcar. Receta

Chocolate caliente bajo en carbohidratos y sin azúcar. Receta
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El chocolate caliente es una de nuestras bebidas favoritas en México, y aunque lo consumismos principalmente en la época de frío nada nos impide tomarlo por las mañanas de cualquier día del año para acompañar unos riquísimos tamales en el desayuno antes de ir al trabajo o al colegio.

Usualmente una tradicional tablilla de chocolate con azúcar y una porción de leche es todo lo que necesitamos para prepararlo; si lo queremos espumoso y tenemos tiempo el molinillo es nuestro mejor aliado, y si no siempre tenemos la licuadora a la mano. Con mi receta de hoy volvemos a lo básico, con el objetivo de preparar un rico chocolate caliente bajo en carbohidratos, sin azúcar y perfecto para cuidar la línea.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Leche de coco o leche vegetal 400 ml
  • Crema para batir 25
  • Estevia 3 g
  • Cacao en polvo orgánico, 3 cucharadas
  • Canela molida, 1/4 cucharadita
  • Sal una pizca, opcional

Cómo hacer Chocolate caliente bajo en carbohidratos

Dificultad: Media
  • Tiempo total 5 m
  • Elaboración 5 m

En una olla o cacerola pequeña vamos a vaciar la leche de coco (o cualquier otra leche vegetal) junto con la crema para batir y pondremos a fuego medio hasta que comience a hervir suavemente. Mientras tanto, en la licuadora colocaremos el resto de los ingredientes: el cacao en polvo, la canela molida, la estevia y una pizca de sal para resaltar el sabor.

Si no nos apetece la sal, bien podemos agregar una cucharadita de café instantáneo en su lugar. A continuación agregamos la mezcla de leche y crema y licuamos por un minuto hasta que todo se haya integrado perfectamente. Dicho tiempo nos pagará con una buena capa de espuma. Servimos inmediatamente.

Pasos Chocolate Caliente

Con qué acompañar el chocolate caliente bajo en carbohidratos

Imaginación no nos hará falta para disfrutar sin culpa de este riquísimo chocolate caliente bajo en carbohidratos y sin azúcar. Particularmente me gusta tomarlo solo, servido con un poco de chocolate rallado encima. Eso sí, lo mejor es servirlo recién hecho para gozar al máximo de su cremosa textura.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio