Publicidad

5 consejos sencillos para hacer orillas perfectas de michelada como en la Lagunilla

5 consejos sencillos para hacer orillas perfectas de michelada como en la Lagunilla
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Todos amamos las cervezas micheladas de la Lagunilla, en la CDMX. Y claro que es por el contenido, pero también por lo bien que sabe su orilla michelada. Hacerla como todo un experto no es complicado, solo hace falta que pongas atención en una serie de pasos súper sencillos y que te aprenderás rápido.

¿Listo? ¿Hagámoslo!

  • Evita a toda costa hacerlo en vasos de unicel. De entrada, porque es un material súper contaminante. Segundo: tiene una superficie de agarre terrible. Lo mejor es que lo hagas en un tarro de metal grande.
  • De preferencia, haz tú mismo tu chamoy. Solo necesitas hervir ciruelas y flores de jamaica, licuar con agua, sal y chile en polvo, y finalmente agregar unas gotas de jugo de naranja y limón. Al fina solo deja reducir un rato en una cacerola, y ya está.

  • Si haces tú mismo el chamoy de la orilla, no lo sirvas en la orilla del vaso estando caliente, ya que se quedará mucho más tiempo pegado en el cristal.

  • Puedes agregar, después de la capa de chamoy, otra de chile más picante y hasta de azúcares divertidos de distintos sabores. Nosotros recomendamos que lo hagas de la forma más clásica posible, pero como tú lo decidas está bien.

  • Un escarchado perfecto y milimétrico se verá hermoso. Pero, para serte sinceros, mejor si dejas que escurra de forma caprichosa a lo largo del tarro. Obvio, tendrás que lavarte las manos después de tomarte la michelada, pero valdrá la pena. ¡En serio te sentirás en la Lagunilla!
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir