Compartir
Publicidad

No, la dieta de hamburguesas de Trump no es saludable aún cuando les quite el pan

No, la dieta de hamburguesas de Trump no es saludable aún cuando les quite el pan
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es ninguna novedad el gusto que Donald Trump, el presidente de los Estados Unidos de América por la comida rápida, el refresco, los cortes de carne bañados en salsa catsup. Lo hemos sabido desde que era candidato, y ahora que está en el mando, las cosas no han cambiado de acuerdo a Cory Lewandowski quien fuera su director de campaña.

Dicho esto, en el avión presidencial de dicha nación, los cuatro grupos de alimentos que no pueden faltar son: las hamburguesas de McDonald's, pollo de Kentucky Fried Chicken, pizza y refresco de dieta. A pesar de eso, el gastroenterologo Harold Bornstein aseguró en una carta que era la persona más saludable que había llegado a la presidencia; una afirmación que el mismo médico no pudo sostener posteriormente.

Trump 2

Esto no soprende, pues en una sola comida Trump ingiere un combo que consiste en dos Bic Macs, dos sandwiches de filete de pescado frito también de McDonald's y una malteada de chocolate, sumando así una comida de 2400 calorías con 3400 miligramos de sodio, excediendo dos veces la recomendación diaria de sal. Sin olvidarnos de que la malteada de chocolate en tamaño medio es equivalente a 2.5 veces la cantidad recomendada de azúcar.

Lewandowski también ha afirmado en su libro (que a dejado previsualizar a The Washington Post), que Trump no come el pan ni las papas fritas que acompañan los alimentos de McDonald's. Pero aún a pesar de eso y de acuerdo a la nutricionista Lisa Drayer, no es una forma saludable de alimentarse, pues la cantidad de calorías de una sola comida excede las 2000 calorías promedio que usan las guías de nutrición y no deja espacio para comer nada más durante el día.

En cuanto a los snacks, el avión presidencial se resurte habitualmente con galletas Vienna Fingers, papas fritas, pretzels y galletas Óreo. Una serie de alimentos que explican el sobrepeso de Donald Trump, quien mide 1.88 centímetros y pesa 108 kilos de acuerdo a sus más recientes registros médicos, lo cual resulta en un índice de masa corporal de 29.5.

Ahora bien, este hombre de 71 años toma una estatina para reducir el colesterol, recetado por su médico para reducir el riesgo de un ataque cardiaco o un accidente cerebrovascular, así como dosis bajas de aspirina indicadas para beneficiar también la salud del corazón. Aún con esta medicación, a su edad una dieta rica en comida rápida puede comprometer seriamente su salud.

No olvidemos que comer una hamburguesa de vez en cuando no es malo, pero comerla de manera regular no es saludable. No olvidemos que incluso McDonald's ha incluido ya en su menú alternativas menos calóricas y más saludables, lo que los ha llevado a apostar también por una hamburguesa vegana.

Imágenes | President Donald J. Trump

Vía | The Washington Post

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio