Compartir
Publicidad

Los atletas olímpicos griegos de la antigüedad seguían la dieta Atkins

Los atletas olímpicos griegos de la antigüedad seguían la dieta Atkins
0 Comentarios
Publicidad

Ahora que estamos a unos días de empezar los juegos olímpicos de invierno en Sochi, me llamó la atención un investigación que habla sobre la alimentación de los primeros atletas olímpicos.

Sin duda los juegos olímpicos han cambio considerablemente desde sus inicios en Atenas. Sin embargo, desde el inicio, la dieta de los atletas siempre ha sido un factor muy importante a considerar. De hecho el primer ganador de atletismo, el único evento deportivo en esa época, era un cocinero llamado Koroibos. Según algunos investigadores, la mayoría de los atletas olímpicos de la antigüedad, seguían los principios de lo que hoy conocemos como dieta Atkins.

Los primeros escritos que hablan de la dieta de los atletas, apuntan a que mantenían una dieta a base de queso y frutas. Esto cambio cuando un famoso corredor, que gano varias competencias, consumía una dieta de pura carne. Muchos atletas quisieron seguir su ejemplo y esto ocasionó un cambio en sus dietas, olvidando otros grupos alimenticios y enfocándose en la carne.

A partir de esa moda, los atletas olímpicos de la antigüedad pertenecían a la clase alta de la antigua Grecia, ya que solamente las familias adineradas podían alimentar a sus hijos con proteínas como leguminosas y carnes animales. La mayoría de la población griega se alimentaba a base de pan, vegetales y fruta.

Por ejemplo, en “El Banquete de los eruditos” de Ateneo de Náucratis, se puede leer la historia de Milón de Crotona, un luchador que ganó seis competencias olímpicas:

Milón de Crotona comía 9 kilogramos de carne y la misma cantidad de pan, y bebía tres jarras de vino. Y en Olimpia puso un toro de cuatro años de edad, sobre sus hombros y lo cargo alrededor del estadio, después de lo cual, lo cortó y se lo comió solo en un solo día. – Teodoro de Hierápolis, en competencias atléticas, citado por Ateneo.

Si este relato es cierto, Milo consumía alrededor de ¡57,000 kcal diarias! Otras sugerencias para los atletas griegos eran evitar consumir pan una noche antes de la competencia y comer higos secos, con la creencia de que generaban músculo y resistencia.

Imágenes | carolemadge1 |

En Vitónica México | Estudio comprueba que comer despacio reduce el hambre En Vitónica México |

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio