Compartir
Publicidad

La dieta mediterránea vuelve a sorprender, ahora se sabe que podría prevenir la ceguera

La dieta mediterránea vuelve a sorprender, ahora se sabe que podría prevenir la ceguera
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez son más los estudios que aseguran que una mala alimentación predispone a las personas a desarrollar degeneración macular relacionada con la edad, una de las principales causas de ceguera en el mundo. Recientemente, investigadores europeos investigaron la conexión entre los genes y el estilo de vida en el desarrollo de la degeneración macular. Encontraron que las personas que seguían una dieta mediterránea, presentaban un riesgo menor del 41 por ciento en presentar degeneración macular en etapa avanzada, en comparación con los que no siguen este tipo de dieta.

Algo interesante es que consumir este tipo de dieta es beneficiosa para todos, los que ya tienen la enfermedad o aquellos que corren el riesgo de desarrollarla. Como seguramente sabes, la dieta mediterránea promueve el consumo de pescados, verduras, frutas, legumbres, granos sin refinar y aceite de oliva. Este tipo de alimentación se ha vinculado con una menor incidencia de enfermedades cardíacas y deterioro cognitivo, y ahora se observa que la dieta puede prevenir una enfermedad cegadora.

En el estudio, los investigadores analizaron cuestionarios de dieta de casi 5,000 participantes que habían estado involucrados en dos investigaciones previas: el Estudio de Rotterdam que evaluó el riesgo de enfermedad en las personas de 55 años o más; y el Estudio Alienor que evaluó la asociación entre las enfermedades oculares y los factores nutricionales en personas de 73 años o más. Los sujetos del estudio Rotterdam completaron cuestionarios de alimentación y fueron evaluados cada 5 años durante un período de 21 años; los pacientes del Estudio Alienor fueron examinados cada 2 años durante un período de 4 años.

Algo importante a recalcar es que encontraron que los componentes por si solos (pescado, frutas, verduras, etc.) no tienen la misma efectividad que consumir todos los nutrientes en conjunto. Estos resultados demuestran una vez más que los malos hábitos alimenticios pueden desencadenar enfermedades crónicas como degeneración macular por edad, demencia, obesidad y diabetes.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio