Cinco consejos prácticos que podemos aprender de la comida francesa para una alimentación más saludable

Cinco consejos prácticos que podemos aprender de la comida francesa para una alimentación más saludable
Sin comentarios

En Francia existe un bajo porcentaje de sobrepeso y obesidad. Muchas personas se preguntan el porque, si la gran variedad de sus alimentos básicos son el pan y quesos grasos. Navegando en internet me encontré un interesante articulo sobre el tema en el que un periodista especializado en gastronomía, nos comparte Cinco consejos prácticos que podemos aprender de la comida francesa para una alimentación más saludable.

1. Tener un almuerzo sustancioso y cenas pequeñas

Al parecer esta costumbre tiene mucho sentido en Francia. A medio día consumen un almuerzo "fuerte", lo que les da la suficiente energía el resto del día además de usar este tiempo de comida como un break. Al llegar a la cena, solo consumen una porción pequeña de alimento.

2. Aprender de la sabiduría de no cocinar

De acuerdo al periodista, los alimentos preparados son de gran calidad y de bajo costo. Algunas personas tienen la costumbre de adquirir estas preparaciones y ensamblarlas con ingredientes que tienen en casa como pan y acompañarlas de sopas frías.

3. Cuando sea posible, toma tu tiempo

La diferencia entre un almuerzo francés y uno americano es el tiempo. En Paris se frenan toda actividad, después de un duro día y se toman su tiempo para disfrutar y consumir sus alimentos de manera consciente, mientras tanto, en Estados Unidos comen a la carrera sentados frente al escritorio o en la calle.

Panera de acero inoxidable con tapa de acrílico esmerilado

Panera de acero inoxidable con tapa de acrílico esmerilado

4. Conviértete en un maestro al hacer ensaladas

En Francia consumen muchos vegetales y acostumbran comer ensaladas bañadas de un delicioso aderezo. Lo único que ocupan es un bowl en donde agregan sus verduras y lo agitan para impregnar todos los ingredientes del aderezo. AL terminar solo lavan ese bowl y listo, una comida saludable y sin tanto desorden.

5. Cuando tengas prisa, mantén las cosas simples

No todos tienen el tiempo de tomar el lunch tranquilamente. De acuerdo al periodista, en Francia existen sándwiches o baguettes económicos, preparados con jamón y queso: simple y delicioso

Como podemos ver, cada cultura es diferente, la suma de buenos o malos hábitos determina nuestro estilo de vida y salud. De nosotros depende tomar las mejores decisiones y porque no, aprender un poco de lo bueno de otras culturas y tradiciones que podamos adoptar en nuestra rutina diaria.

Vía | Thekitchn

Imagen | gckwolfe
En Vitónica México | Fed Up, los sucios secretos de la industria de la alimentación En Vitónica México | ¿Eres lo que comes? Cambia de hábitos para comer saludable

Temas
Inicio