Compartir
Publicidad

9 alimentos que debes evitar si estás embarazada

9 alimentos que debes evitar si estás embarazada
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Te encuentras embarazada y quieres saber qué es lo que sí está permitido y qué no en tu alimentación? Descúbrelo con estas recomendaciones y disfruta de esta etapa tan maravillosa de tu vida.

Las recomendaciones alimenticias que te daremos ahora, serán necesarias para proteger tu salud y especialmente la del pequeño que viene en camino. De acuerdo al Dr. Raymundo Oseguera Ginecoobstetra de Ginecología Especializada Coyoacán, durante esta etapa, la mujer es más propensa a contraer infecciones debido a la baja de defensas naturales que el organismo tiene, para evitar ocasionar un rechazo del cuerpo hacia el bebé.

Es por eso que es importante cuidarse en todo momento, y mucho más importante cuidar la salud del bebé, porque si se contrae una infección por más leve que sea para ti, para el bebé puede ser mortal.

A continuación te presentamos una lista de los alimentos que tendrás que evitar comer durante los nueve meses que dure tu embarazo.

  • CARNE CRUDA: Platillos como la carne tártara o el carpaccio deben evitarse a toda costa ya que puede ocasionar infecciones debido a la bacteria de listeria o contagiar toxoplamosis, una peligrosa infección que es capaz de contagiar al feto a través de la placenta, poniendo en peligro su salud y su vida.

  • HUEVOS CRUDOS: O estrellados o no bien cocidos, además de comidas hechos con ellos ( sobre todo los postres que llevan huevo y son en frío, como el merengue, la mayonesa, el ponche de huevo, los mousses, los helados o las salsas holandesas y los aderezos). Estos puede ocasionar salmonelosis.

  • QUESOS: Sobre todo los frescos y los que no han llevado previamente un proceso de pasteurización. Esto incluye el requesón, el queso de canasta y quesos como el azul, brie, cammembert o feta. Si no se han sometido al proceso de pasteurización pueden contener bacterias como listeria, potencialmente mortal para el bebé.

  • PESCADOS Y MARISCOS: Hay que evitar a toda costa los mariscos crudos hechos en platillos como ceviches o cocteles ya que se tiene el riesgo de contraer cualquier tipo de intoxicaciones peligrosas e infecciones. En cuanto a los pescados, es recomendable que son altos en mercurio, como el pez espada y el atún azul, ya que pueden perjudicar el sistema nervioso del feto, de acuerdo a información de la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

  • ALIMENTOS NO PASTEURIZADOS: Tomar leche bronca en esta etapa esta totalmente prohibido ya que puede contener la bacteria Campylobacter y otras como la E. Coli o Salmonela, que podrían ocasionar problemas de desarrollo en el bebé.

  • REFRESCOS: Estas bebidas contienen azúcar en grandes cantidades que podrían ocasionar diabetes gestacional y parto prematuro. Lo mejor es evitar su consumo o tomar una lata una vez a la semana.

  • **FRUTAS Y VERDURAS FUERA DE CASA: Es muy importante evitar el consumo de frutas y verduras (sobre todo en ensalada) que no se laven en casa o con las que no se esté seguro qué tan bien (o con qué agua se han lavado), ya que podrían ocasionar un sinfín de infecciones estomacales mortales como salmonelosis y cólera entre otras, peligrosas para tu salud y absolutamente mortales para el bebé.

  • EMBUTIDOS DE CUALQUIER TIPO: Esto incluye salchichas, chorizos, mortadela, jamón, queso de puerco, etcétera, a menos que se calienten a 74 grados centígrados y les salga vapor. De acuerdo a la profesora e investigadora Sabine Rohrmann de la Universidad de Zurich en Suiza, se establece que 3% de las muertes prematuras anuales se podrían evitar si las personas comieran menos de 20% de carne procesada al día. Además, aunque algunas se hayan sometido a un proceso de ahumado y salación previo, eso no evita que las bacterias puedan vivir en un pedazo de embutido.

  • CAFEÍNA: El Colegio Estadounidense de Ginecólogos y Obstetras recomienda que se limite el consumo de cafeína a no más de 200 miligramos diarios debido a que un exceso podría ocasionar problemas neurológicos y de ansiedad en el bebé.

¡Ahora ya lo sabes! Cuida tu salud siempre, pero durante esta etapa de tu vida, tienes que poner mucho más cuidado.

FUENTES:

  • Dr. Raymundo Oseguera

  • Colegio Estadounidense de Ginecólogos y Obstetras

  • Agencia de Protección Ambiental

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio