Compartir
Publicidad

Receta de tacos dorados rellenos con lo que se tenga a mano, en salsa poblana.

Receta de tacos dorados rellenos con lo que se tenga a mano, en salsa poblana.
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué tal un antojito para la cena o el desayuno? Me quedó salsa poblana de otra receta, así que, compré pechuga de pollo, para unos ricos tacos. Como debo comprar las tortillas recién hechas, compro más de lo que pensamos comer, y los que sobran, los guardo sin freír en bolsas y los congelo para otra ocasión. Aquí el resultado.

Ingredientes

1 pechuga cocida y desmenuzada o pollo o carne cocida deshebrada de la que haya sobrado de cualquier platillo, queso, huevo revuelto, espinacas o acelgas, 24 tortillas suaves, o recién compradas, aceite para freír, queso Cotija o al gusto rallado, 1 taza de rajas congeladas de chiles poblanos, 1 taza de leche, 1/2 taza de crema, consomé de pollo y un trozo de cebolla mediano una cucharada de aceite.

Tacos de pollo

Procedimiento

Licuar, los chiles, crema, cebolla, consomé y leche. Freír en la cucharada de aceite a que quede una salsita algo espesa y reservar.Poner en una sartén aceite suficiente para freír y llevar al fuego. Rellenar cada tortilla con pollo y enrollar. Asegurar los tacos con un par de palillos, hacer esto con todas las tortillas. Los que no serán utilizados ese día, ponerlos en alumnio bien apretaditos o en bolsas de plástico, y congelarlos. Los que se consumirán ese día, Sumergirlos en el aceite bien caliente hasta que se doren y escurrir el exceso.

Si utilizan espinacas o acelgas, lávenlas, y deles un baño de agua caliente salada, (blanqueamiento), luego expriman y piquen. Piquen cebolla finito y jitomate, y sofrían esto en una cucharada de aceite, agreguen las hojas verdes y pongan sal o consomé al gusto y un toque de pimienta blanca y nuez moscada.

Tacos para dorar

Emplatado

Poner 3 tacos o 4 en cada plato. Bañar con salsa poblana muy caliente y espolvorear queso rallado al gusto. Servir de inmediato.

Tip: Por supuesto, cada platillo puede tener las variaciones que cada uno prefiera, como por ejemplo, en lugar de freír hasta que doren, pueden comerse suaves, y la leche y la crema pueden ser sustituidos por salsa blanca o bechamel, y llevarse al horno con algún queso que gratine rico para presentarse en el molde.

En Directo al Paladar, les dejo el enlace de molde de carne con espinacas en salsa bechamel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio