Compartir
Publicidad

Champiñones al ajillo. Receta

Champiñones al ajillo. Receta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A mí me sorprende siempre cómo varía la forma de preparar los alimentos en cada región y entre cada país. Hace ya unos seis años, en Directo al Paladar, Cristina publicaba la receta de champiñones al ajillo, una receta muy sencilla que aquí en México usamos principalmente como acompañamiento de carnes.

En esa ocasión, veía cómo Cristina pasaba por el mortero el ajo y el perejil, usaba los champiñones enteros y, cómo mexicana, inmediatamente note la ausencia del chile guajillo, que es como en la mayoría de los hogares mexicanos se prepara. Así que, veamos hoy cómo hacer los champiñones al ajillo, como se hacen en México.

Ingredientes para 4 personas

30 champiñones frescos, 12 dientes de ajo, perejil, 2 chiles guajillos, sal, pimienta y aceite de oliva o manteca.

Cómo hacer champiñones al ajillo

Lo primero, será poner los ingredientes listos para empezar a cocinar. Con ayuda de un trapo húmedo limpiamos los champiñones para quitarles la tierra que tengan adherida. A continuación, los cortamos en láminas no muy finas. Yo primero los parto por la mitad, y a cada mitad le hago tres o cuatro cortes.

Por otro lado, desvenamos y retiramos la semilla al chile guajillo. A continuación, lo picamos finamente, tarea que resulta más sencilla con ayuda de unas tijeras de cocina. Desinfectamos media taza de hojas de perejil y las picamos lo más fino posible. Si no tenemos perejil fresco a la mano, usamos perejil seco.

También habrá que cortar los ajos, en láminas muy finas. Mi secreto está en que sólo 10 ajos los corto de esta manera, y los otros 2 restantes los pico en cuadritos muy finos, y de preferencia con una prensa para ajo, pues de este modo, soltarán más su sabor al momento de cocinarlos.

Pasos champiñones al ajillo

Ya que tenemos todo listo, colocamos en una sartén caliente un par de cucharadas de aceite de oliva o de manteca. Cuando esté bien caliente, bajamos un poco el fuego y agregamos los ajos y el chile guajillo y esperamos a que comiencen a dorarse. No demasiado pues de lo contrario el chile guajillo nos dará un sabor amargo.

Cuando el ajo empieza a dorarse, añadimos los champiñones y salteamos hasta que empiezan a dorarse. Es entonces cuando agregamos una pizca de sal, muy poca pimienta y el perejil. Dejamos sazonando por un par de minutos más antes de retirar del fuego.

Degustación

Como ya les he dicho antes, los champiñones al ajillo son perfectos para acompañar las carnes rojas, pero también son excelentes para darle un giro al pescado a la plancha. Por increíble que parezca, tal cantidad de ajos no da un sabor muy intenso a los champiñones, pues el chile guajillo también cobra protagonismo en un perfecto equilibrio. Y hablando del chile guajillo, únicamente nos sirve para darle sabor, más no picor al plato, así que los que le temen al picante pueden estar tranquilos.

En Directo al Paladar México | Champiñones gratinados. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio