Publicidad

Cazuela de acamayas en chileatole

Cazuela de acamayas en chileatole
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Tengo la fortuna de que en donde vivo, pueden conseguirse acamayas, chacales o camarón de río tan frescos, que los venden aún vivos! Así que sabiendo que es una temporada corta la que puedo comprarlos, "merqué" un kilo y ¡A prepararlos estilo Veracruz!

Ingredientes

I kilo de acamayas o de langostinos frescos bien lavados varias veces bajo el chorro del agua fría, pero con todo, una rama de epazote, una bola de masa de maíz del tamaño de una pelota de ping-pon o dos tortilas en pedazos, 5 chiles guajillo, un diente de ajo, media cebolla, consomé al gusto y agua necesaria para hacer el chileatole, además de una cazuela de barro de preferencia.

cazuela_de_acamayas_ingred_agtc.jpg

Procedimiento

Poner a hervir un litro de agua con el epazote en la cazuela. Aparte, cocer los chiles limpios de rabo y semillas, o remojarlos en agua caliente hasta que se suavicen. Poner en el vaso de la licuadora, la cebolla, el ajo, los chiles suavizados, las tortillas o la masa desleída en el agua de los chiles y licuar todo.

salsa_para_cazuela_de_acamayas_agtc.jpg

Vaciar esta salsa en el agua de la cazuela con epazote. Agregar el consomé al gusto, recordando que si son camarones de río (Acamayas o chacales) no están salados, a diferencia de si son langostinos de mar, que sí retienen sal.

Una vez que ha hervido y comienza a espesar, agregar los crustáceos y dejar que hiervan 5 minutos. Comprobar la sal y servir con tortillas calientes y si desea, arroz blanco. ¡Son muy ricos! Y Preparados de esta forma, no contienen grasa, excepto la del propio marisco.

cazuela_de_acamayas_agtc.jpg

Esta receta se hace con las acamayas sin pelar, porque al igual que el caldo de camarón estilo cantina que publiqué allá por 2006, y que se sirve con caparazón, ojos y patitas, este platillo se sirve así y es para comerse

"de a pie"
, o sea: con los dedos.

acamayas,_langostins_de_río,_chacales_agtc.jpg

Recuerden que cuando sirvan platillos que no utilizan cubiertos, sobre todo, en una comida formal, es buena idea ofrecer a sus invitados toallas pequeñas húmedas, y perfumadas con gotas de limón para limpiarse las manos (Limpiadedos), que previamente se calientan en el micro unos segundos, para que retiren todo rastro de grasa o salsa de las manos.

Otra idea, más práctica, aunque menos elegante, es pasar un bote de toallitas húmedas de las de bebé, o de las especiales de manos que tienen aroma fresco.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir