Compartir
Publicidad

Te decimos cómo puedes hacer tu propio desodorante natural con ingredientes de la alacena

Te decimos cómo puedes hacer tu propio desodorante natural con ingredientes de la alacena
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Usar desodorante ha sido uno de los mayores logros humanos en su camino evolutivo. Pero hacerlo con un alto impacto en el ambiente y en nuestro propio cuerpo es un retroceso. Por lo mismo, hoy te enseñaremos a hacer uno propio en casa. ¡Te encantará!

Antes de que te pongas mano a la obra, reflexiona sobre lo siguiente. Una vez que aprendas a elaborarlo ayudarás a contaminar menos, ya que prescindirás del empaque de plástico. Imagínate: si en promedio cada persona usa uno por mes, al año estaría ahorrando 12. Algo es algo.

Además podrás ahorrar dinero. ¿Acaso te caería mal tener 600 pesos más en la cartera a final de diciembre? Seguro que no. Hacer esto puede beneficiar hasta tu salud. Ya está comprobado que el uso de desodorantes comerciales lleva aparejado un contacto permanente con aluminio, lo cual está relacionado a su vez con Alzheimer y cáncer de mama.

Cada ingrediente que uses con esta receta tienen activos naturales que sustituyen a la perfección los de marcas conocidas. El bicarbonato y el aceite de coco que estás a punto de usar, por ejemplo, son antibióticos naturales; la maicena y el karité son suavizantes excelentes.

Ahora sí, empecemos. Recuerda tener limpio el lugar donde prepararás la receta y ten en mente, por favor, que la ración que obtendrás te servirá un año completo para una persona.

Ingredientes

Para 1 personas
  • Fécula de maíz 150 g
  • Bicarbonato 150 g
  • Aceite de coco 100 ml
  • Karité 150 g

Cómo hacer desodorante casero

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 5 m
  • Elaboración 5 m

Limpia la superficie donde trabajarás perfectamente.

Con cucharas soperas mide tres porciones de la manteca de karité y ponlas en un cazo mediano.

Cuando empiece a derretirse, agrega el aceite de coco, el bicarbonato y la maicena.

Una vez que borbotee y se haya hecho una pasta firme, apaga y de inmediato pásala a un recipiente de cristal.

Deja enfriar por dos horas e intenta aplicarla sobre tus axilas. El olor de tu desodorante será delicioso y será muy difícil que se derrita.

¡Disfrútalo!

Fuente: Ecoblog Nonoa.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio