Compartir
Publicidad

Razones saludables por las cuáles deberías consumir más edamames
 (especialmente si son mexicanos)

Razones saludables por las cuáles deberías consumir más edamames
 (especialmente si son mexicanos)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los edamames. Esos frijolitos verdes que hacen tan única la cocina oriental. Son deliciosos en caldos, pokes y arroces fritos. Pero más que solo su sabor, ¿sabías que son muy nutritivos? Acá te contamos un poco más de las razones de por qué deberías tenerlos siempre más cerca de tu dieta semanal.

Primero lo primero. ¿Qué son los edamames? Bien, pues se trata de una leguminosa de origen chino, aunque en realidad es de uso extendido en Japón, Corea y Taiwán. Su presentación natural es en vainas de consistencia dura, que provienen de las plantas de soya. En otras palabras, los edamames son vainas de frijoles de soya, pero sin madurar. Generalmente se les corta poco antes de alcanzar su plenitud.

¿Cuáles son su propiedades nutritivas?

Se trata de un gran ingrediente. Es rico en carbohidratos, proteínas, fibra alimentaria, ácidos grasos omega y micronutrientes, en particular ácido fólico, manganeso y vitamina K. También puede contener carotenoides.

Los edamames son verdaderamente bajos en grasa y eso es beneficioso para evitar tener niveles muy altos de colesterol. Como también contiene sustancias llamadas isoflavonas funcionan bien como antioxidantes y se recomiendan para consumo de mujeres con menopausia.

Su concentración de manganeso mejora la salud de los huesos y el hierro y proteínas de alta calidad que aporta lo convierten en una gran alternativa para proveer de energía. Por si fuera poco también está libre de gluten y es apto para que lo consuman personas celíacas. Son una maravilla en toda la extensión de la palabra.

¿Cómo cocinarlos?

Es realmente muy sencillo. Una vez que los tengas en estado puro lo único que debes hacer es ponerlos a remojar unos diez minutos en agua templada, enjuagarlos, ponerles nueva agua y cocinarlos por 15 minutos a fuego alto y con sal. Así vas a conseguir una textura más suave, así como un término menos rígido en su cobertura.

Recuerda que se les puede comer solos (la cáscara no se consume) o en guisados, pero siempre van hervidos previamente. A continuación de compartimos una receta que en casa logres un platillo delicioso con ellos.

Ahora un dato que quizá no sabías: en México también se produce este alimento. Los cultivos de soya en nuestro país no son todavía extensivos, pero dotan de al menos el 8 por ciento de nuestro consumo interno. Todo lo demás (el 92%) se importa de Estados Unidos, que es el mayor productor a nivel mundial (sí, mucho más que China).

Según datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), los estados donde mas se produce son Tamaulipas, Campeche, San Luis Potosí, Sinaloa, Chiapas, Sonora, Yucatán, Veracruz, Quintana Roo y Nuevo León.

Ahora ya lo sabes. La próxima vez que vayas al súper o algún mercadito orgánico puedes preguntar con seguridad por edamames locales y es muy probable que te den razón de dónde comprarlos. ¡Hay que alentar el consumo de lo hecho en México y encima cuidar nuestra salud con un alimento tan completo como éste!

Fuentes SIAP | Agrosíntesis | Biocultura

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio