Compartir
Publicidad

Los motivos por los que algunas cafeterías están excluyendo al aguacate de sus menús

Los motivos por los que algunas cafeterías están excluyendo al aguacate de sus menús
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los aguacates se convirtieron en una fuerte tendencia gastronómica en los últimos años en todo el mundo, gracias a Instagram, los influencers y sus propiedades tales como la cremosidad, el sabor y su belleza. Para nosotros en México, es un alimento que encontramos en nuestra mesa todos los días, pero en el resto del mundo no es algo que puedan dar por sentado.

En contra de la aún creciente tendencia de su consumo, algunas cafeterías alrededor del mundo han decidido eliminar al aguacate de sus menús debido a motivos medioambientales, entre ellos la estacionalidad, la distancia de su cultivo y la sustentabilidad.

Dear customers, we have some news for you. As of today, we will no longer be serving avocado in the yurt. This.is.not.a.joke. Controversial Absolutely...Were as acquainted as the next person to our weekly intake of smashed avocado toast but this is something we have thought long and hard about. Let us explain... 1. Seasonality. Locally sourced ingredients have been woven into our identity from day one. Whether its our home grown courgettes, apples or pumpkins, our menu flexes with the seasons as we let the produce of the Chilterns and surrounding areas inspire and inform our recipes. All our meat is sourced within 25 miles, we use local yoghurt, eggs, Chiltern rapeseed oil, to name but a few. There will always be exceptions, we do not claim never to use a pinch of an Indian spice, a drizzle of Italian olive oil, or a crumble of Greek feta. These are all beautiful things and arguably there is not a local alternative, nor would we want one. Our cooking is inspired by many of the cuisines of the world and it would be contrite to think it should be any other way. However, the sheer quantity in which avos were being consumed was making us feel uneasy as they were so at odds with our local ethos. We believe in this and want to truly practise what we preach. 2. Food miles. it doesnt take a genius to work out that food tastes better when it hasnt been flown 5000 miles. But more importantly, at a time when climate change concerns have never been more real, transporting ingredients in fuel guzzling planes from Central and South America, Africa and beyond just to satisfy our whim for the latest food trend, when we have a plentiful supply of perfectly delicious, nutritious food on our doorstep is just plain wrong. 3. Sustainability. The Western worlds obsession with avocado has been placing unprecedented demand on avocado farmers, pushing up prices to the point where there are even reports of Mexican drug cartels controlling lucrative exports. Forests are being thinned out to make way for avocado plantations. Intensive farming on this scale contributes to greenhouse emmisions by its very nature & places pressure on local water supplies.

Ha sido el Wild Strawberry Cafe y el Tincan Coffee Co, ubicados en Inglaterra los que han tomado esta controversial decisión, no sin antes exponer a sus clientes sus razones. En primer lugar hablan del uso de ingredientes de temporada en sus cocinas lo que significa que su menú se adapta a las estaciones del año y a los productos locales disponibles, siendo que la gran cantidad de aguacates que se consumían en su establecimiento estaban en desacuerdo con dicha identidad.

En segundo lugar mencionan la distancia que los aguacates viajan para llegar a sus establecimientos, pues bien se sabe que la comida sabe mejor mientras más frescos sean los ingredientes. Pero además, señalan la preocupación por el cambio climático y el cómo el transporte a base de combustibles de ingredientes en aviones desde América Central, América del Sur y África tiene un fuerte impacto.

Quizá el punto más importante es el último que refiere a la sustentabilidad, pues resaltan que la obsesión con el aguacate ha generado una demanda sin precedentes entre los productores de aguacate, elevando los precios hasta el punto en que se habla del control de los cárteles mexicanos sobre la exportación de aguacates.

También hacen mención del cómo los bosques se han visto reducidos para dar paso a las plantaciones de aguacate y que la agricultura intensiva que requiere el cumplimiento de la alta demanda contribuye a las emisiones de afecto invernadero y pone una mayor presión sobre los suministros locales de agua. Por último, recuerdan las grandes cantidades de madera necesarias para empacar y transportar los aguacates y los efectos medioambientales que deterioran el bienestar de los habitantes de las regiones de cultivo.

Vía | Independent

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio