Compartir
Publicidad
Publicidad

Lo que necesitas saber sobre cocinar con alcohol

Lo que necesitas saber sobre cocinar con alcohol
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando se trata de decidir qué bebida con alcohol tomar no nos complicamos demasiado, pero cuando se trata de cocinar con alcohol todo se vuelve más complejo, pues ya sabemos que en la cocina ocurren una gran cantidad de reacciones químicas mientras cocinamos. Así, pronto nos entran dudas sobre qué vino elegir, si usar el mejor vino o el más barato, qué cantidad agregar y cuándo hacerlo.

Todas estas preguntas, pueden provocarnos un verdadero dolor de cabeza, pero también pueden hacer que decidamos ni siquiera intentarlo, y eliminar de nuestra cocina aquellas recetas que incluyan alguna bebida alcohólica entre sus ingredientes. De ahí, que hoy domingo, día más relajado, podemos tomarnos un tiempo para aprender un poco más sobre el arte de cocinar con alcohol.

Lo primero que debemos saber sobre este tema, es que si usamos una bebida alcohólica adecuadamente al preparar nuestros alientos, ésta mejorará en mucho, pues el alcohol se adhiere a las grasas y a las moléculas de agua, permitiendo que se fijen mejor el aroma y el sabor.

¿Cómo elegirlo?

Food 405901 640

Seguramente, se han dado cuenta en el supermercado que hay vinos muy baratos que incluso traen en la etiqueta una indicación de que son adecuados para cocinar. Pero la regla a seguir es sencilla: usar lo mismo que tú tomarías, nada menos. Eso si, si tienes alguna bebida muy buena, guárdala para la mesa, pues la mayoría de sus propiedades se perderán al cocinar.

Para cocinar carnes

Uno de los mejores potenciadores del sabor de la carne es precisamente el alcohol, pues su sabor es suficiente para complementar pero no para ser el dominante en nuestros platillos. Eso sí, hay que cuidarnos de agregar una cantidad no muy grande, pues el alcohol puede desnaturalizar las proteínas y afectar la textura.

Otra regla importante cuando de alcohol y carne se trata, es que las bebidas alcohólicas de color oscuro como el whiskey combinan mejor con la carne roja, mientras que las bebidas espirituosas como el tequila son mejores para las carnes blancas o los pescados y mariscos.

Sustituye un poco del agua

Peravinotinto

Aunque no siempre es posible sustituir el alcohol por agua, si se puede intercambiar un poco de agua por un poco de vino para darle más sabor a nuestros alimentos, particularmente cuando se trata de realzar la dulzura de la fruta. Un ejemplo claro de ello son las peras al vino tinto.

Crea deliciosas salsas

Mejorar el sabor de una carne blanda como la pechuga de pollo es tan sencillo como hacer una salsa en el sartén. Para ello, retira la carne de la sartén una vez que esté cocida, vierte un poco de vino en el sartén y con ayuda de una pala de madera comienza a raspar el fondo para obtener las caramelizaciones que quedaron allí atrapadas. El resultado será una salsa espesa y muy sabrosa que podremos ocupar para acompañar nuestro plato principal.

¿Y en los postres?

Nadie puede negar que un postre con un ligero toque de alcohol se convierte fácilmente en un favorito. Al agregarlo, hay que tener cuidado de usar una cantidad moderada. También puede usarse para hacer una salsa caramelo para rociar frutas frescas. Ahora bien, si quieres un toque sutil y elegante en tus pasteles, añade unas cuantas cucharadas de licor a la masa. Pero si buscas un sabor más fuerte, remoja tus postres con el licor.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio