Publicidad

La lavanda, una flor que querrás en tu cocina

La lavanda, una flor que querrás en tu cocina
Sin comentarios

Viendo fotografías de platillos, me he topado con infinidad de recetas y preciosas fotografías de delicias aromatizadas y decoradas con flores. Desde infusiones, pasando por panadería y aromatizando carnes y estofados, flores como: Hibisco, rosa de sharon, flor de calabaza, flores de cebollino, capuchinas, violas, violetas, caléndulas, pensamientos, rosas, lavanda, borraja, lirios de día, se presentan en muchos platillos, pero ¿Qué hay de la lavanda? ¿Como se emplea en la cocina?. Veamos un poco de esta planta y su pequeña flor violeta.

Lavanda y rosas helado

Me encantan los platillos con flores, además de hermosos, los que he comido son deliciosos: sopa con pétalos de crisantemo (Con un crisantemo sobre la misma), flores de jamaica guisadas o caramelizadas, quesadillas de flor de calabaza, o sopa de esta flor, nieve o helado de crema de pétalos de rosa, etc. pero un color que me encanta y un aroma que me resulta muy placentero, es el de la lavanda, claro está, el de la flor, no los aromas a lavanda de algunos limpiadores de pisos, ¡Y no lo he probado! Ya venden siropes de lavanda, además de tinturas, esencias, saborizantes y extractos de grado alimenticio, pero no había visto tanta explosión violeta en alimentos como hoy.

Cupcake

Leyendo que esta flor tiene múltiples beneficios como son combatir o ayudar en: Insomnio, mareos, ansiedad, mala digestión, hipertención, se dice además que tiene propiedades antivíricas, antibacterianas y bacteriostáticas, además ayuda a cuidar la piel y a fortalecer y relajar el folículo piloso, por lo que es muy buena para cuidados del pelo y heridas leves, por lo que, me dispuse a indagar más sobre ella, ver cómo se cultiva y en qué se utiliza o cómo se puede utilizar en nuestra cocina. Sin embargo,este post no versa sobre su cultivo y explicación botánica, hablo de ello muy someramente para conocerla, para que pueda presentar esta maravilla.

Pollo con lavanda

La lavanda, (Lavándula Officinalis Chaix) es muy habitual en la Cuenca Mediterránea, y puede cultivarse en suelos secos de naturaleza calcárea y bien soleados, es un arbusto perenne de hasta 1.5 metros, de tronco leñoso, de hojas lineares, más anchas hacia el ápice y de flores reunidas en espigas de color violeta claro. Su olor es fuerte y parecido al alcanfor. Se pueden conseguir las semillas o esuquejes y cultivarse en casa si imitamos estas condiciones.

Miel y lavanda

Les presento algunas imágenes de usos de la lavanda en la preparación de alimentos, en lo que hago mis experimentos y les cuento como me fue con ellos, y en tanto posteo mis recetas. Me imagino las delicias que haré motivada con las fotografías y descripciones que les dejo. Claro que si me pasa, como sucede muchas veces, que me sale algo incomible, les haré saber mis errores para que no los cometan.

Chocolate oscuro con lavanda y macadamias

Recuerden una clave: de a poco es mejor. Si agregamos mucha lavanda, corremos el riesgo de hacer jabonosa y amarga nuestra receta. (No porque suelte espuma, si no porque pueden sentir que muerden jabón con ese aroma) Para abrir apetito, les mencionaré algunas delicias que pueden hacerse con lavanda: Chocolates, coctelería, galletas, helado, infusiones frías o calientes con cítricos (Tengo que probar este matrimonio que parece perfecto), crema batida, cubitos de hielo decorados, gelatinas, gomitas, caramelos etc.

Ensalada de carne con flores

Todos los platillos con lavanda, son relajantes, eso me motivará más, ¡Jajaja! Dénse una vuelta por la red y verán que se les hace agua la boca. Ya tengo el ojo en la mira de un lugar en donde venden las flores deshidratadas, aquí en México, las mandan por paquetería, si son de grado alimenticio, y me convence lo que me llegue, lo que huela y lo que resulte, postearé una receta. En tanto les dejo en Directo al Paladar, les dejo un post sobre las esencias y los extractos y si buscan probar esta flor, seguro encontrarán una nieve con ella en Santiago Tulyehualco, o prueben a comprar su miel de lavanda, y les dejo una bebida que hice con una flor de color similar y sabor exquisito: Rompope de almendras con un toque de violetas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios