Publicidad

El aceite de oliva que tienes en tu alacena ¿es una estafa?

El aceite de oliva que tienes en tu alacena ¿es una estafa?
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Muchas personas compran aceite de oliva por sus múltiples beneficios y para seguir los principios de la dieta Mediterránea. Sin embargo, hace unos días leí una noticia que me impresiono, ya que al parecer muchos de los aceites de oliva, no son más que una estafa. Es importante que además de saber cómo utilizar el aceite de oliva en la cocina, estemos preparados para identificar el verdadero aceite de oliva.

Debido a sus múltiples beneficios para la salud, el aceite de oliva se ha denominado como el “oro líquido”. Pero según varios estudios, alrededor del 69 por ciento de los aceites de oliva que vemos en los supermercados, contienen muy poca cantidad de aceite de oliva. En su gran mayoría se mezcla una mínima cantidad de aceite de oliva, con otros aceites baratos como girasol o canola, el cual se desodoriza y se le añaden colorantes y saborizantes artificiales.

Aceitunas

A diferencia de otros aceites vegetales, que se extraen de semillas o nueces, el aceite de oliva de buena calidad se hace utilizando prensas hidráulicas o centrifugadoras modernas, así que en realidad en un jugo de fruta más que una grasa industrial. Se divide en varias calidades, como “virgen” o “extra virgen”. Se realizan pruebas para medir ciertos requisitos químicos como niveles de oxidación y la acidez libre, que mide la descomposición. Sin embargo, muchos aceites modificados, pasan estas pruebas sin ser detectados.

Los lugares de origen de los aceites de oliva también es algo difícil de creer. Lo más probable es que el aceite se cultivó en un lugar con costos de producción más baratos, después fue enviado a un país, como España, Grecia o Italia, y embotellado allí. (Es el lugar de embotellado que legitima la identificación de "origen".)

La Universidad de California Davis, realizó un análisis de las marcas de aceite de oliva que se venden en California y se dio cuenta que en su gran mayoría, los aceites catalogados como “extra vírgenes”, en realidad no llegan a los límites de calidad deseados.

Aceite

¿Cómo evitar caer en este fraude?

Existen varias cosas que puedes hacer para evitar caer en este juego de la industria, aquí te enumeramos algunas cosas que puedes hacer.

  1. Se analítico leyendo las etiquetas. Hoy en día la mayoría del aceite de oliva se produce utilizando centrifugadoras, no prensas hidráulicas como se hacía en otros tiempos. Así que frases como "prensado en frío" en realidad no significan nada. En el tiempo de las prensas hidráulicas, si había una distinción entre la primera prensada (en frío) y la segunda prensada (caliente).
  2. Fíjate en el color de la botella, entre más oscuro, más protección le brinda al aceite que contiene en su interior. Una botella clara ocasiona que se oxide y se haga rancio mucho más rápido. Compra una cantidad que vayas a utilizar rápidamente, y mantenlo bien cerrado en un lugar fresco y oscuro.
  3. No te preocupes tanto por el color. Los buenos aceites vienen en todos los colores, desde verdes intensos a amarillos pálido, lo importante es fijarte en el sabor. Evita aceites que te sepan a moho, como si ya estuvieran cocinados, grasientos, carnosos, metálicos y a cartón.
  4. Busca tiendas que vendan aceite de oliva auténtico, desde el barril. Hay muchos productores que han regresado al cultivo y producción original, adaptándose a técnicas modernas. Es probable que el costo de estos aceites sea un poco más caro, pero es auténtico y bueno. Algo parecido a lo que sucede en el mercado de las cervezas artesanales.
  5. Siempre que puedas prueba el aceite de oliva antes de comprarlo. El aceite de oliva real tiene un sabor frutal marcado por las aceitunas frescas con las que fue elaborado. Por lo general tienen algún nivel de amargor y picante, un sabor como a pimienta, que se queda en la parte posterior de la garganta.
Probar

Aquí puedes conocer la guía con los mejores aceites de oliva del mundo. Como siempre, no debemos dejarnos engañar por la publicidad de las etiquetas. Debemos de ser muy críticos en lo que compramos y consumimos. Algo importante es informarnos, antes de pagar.

Más información | Forbes | The Guardian | LA Times |

Imágenes | Daniella Segura | assillo | Smabs Sputzer | Patrick Gaudin |

En Directo al Paladar México | Aceite de oliva, el oro líquido
En Directo al Paladar México | Lo que debes saber para cocinar con aceite de oliva

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir