Compartir
Publicidad
Publicidad

Conoce cuáles son los principales métodos de cocción sin grasa

Conoce cuáles son los principales métodos de cocción sin grasa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En México, tenemos una fuerte relación con la comida preparada con exceso de grasa, y aunque darse un gusto de esta naturaleza de vez en cuando no está mal, es necesario que tomemos conciencia sobre como dicho tipo de alimentación, aunada a una vida sedentaria, conlleva importantes riesgos de salud. No por nada, es que lamentablemente nuestra población tiene altos índices de obesidad y diabetes.

Pero no basta con que estemos al tanto de estos problemas y de las cifras, sino que también se requiere que comencemos a darnos cuenta que incluso nuestra comida tradicional puede cocinarse de manera saludable; requiere que también, aprendamos cuáles son los principales métodos de cocción sin grasa y cómo sacarles provecho.

Al vapor

Métodos de cocción sin grasa

Esta técnica quizá es de las más conocidas, y parte del principio de ocupar al vapor de agua como transmisor de calor. Su principal ventaja, es que al utilizar esta técnica, se mantienen las propiedades de los alimentos sin la necesidad de aumentar calorías. No debemos olvidar, que además de utilizar vaporeras, podemos envolver nuestros alimentos en papel aluminio o en papel vegetal.

Blanquear

Para hacer un uso correcto de esta técnica, debemos asegurarnos de tener a la mano un recipiente con agua helada. El proceso, es tan sencillo como sumergir los alimentos un par de minutos en agua hirviendo, para inmediatamente después detener la cocción al sumergirlos en agua muy fría. Su principal ventaja además de la conservación de los nutrientes, es la fijación de color de los ingredientes. De allí, que este método sea el preferido como paso previo a la congelación de frutas y verduras frescas.

Escalfar

Este método de cocción es también conocido como pochar, y aunque quizá lo hayamos realizado más de una vez en nuestra vida, puede que no lo reconozcamos, y es en principio muy similar al método de hervir, con la diferencia de que la cocción se realiza por debajo del punto de ebullición. Su uso, es especialmente recomendado para preparar alimentos delicados, como son el huevo y el pescado.

Hervir

Spaghetti

Quizá este método es el más usado en la mayoría de las cocinas, siendo también uno de los más sencillos, pues se trata de cocer los alimentos con el agua en su punto de ebullición. Es muy recomendado para la cocción de vegetales, frutas y cereales.

Baño María

Métodos de cocción sin grasa

Este método es uno de los más nombrados, pero también uno de los más temidos, y la verdad sea dicha, sin fundamento alguno, pues esta técnica de cocción no es complicada, y además, al realizarse la transferencia de calor de manera indirecta, la cocción se vuelve más lenta y por tanto, la probabilidad de que nuestros alimentos se quemen o se peguen en el fondo de la cacerola, es casi nula.

Al realizar este método de cocción, hay que tener en consideración que el agua del recipiente inferior deberá estar ya hirviendo antes de que coloquemos los alimentos en el recipiente superior. Además, es muy recomendable procurar que el agua hirviendo no toque el borde inferior del recipiente superior mientras se realiza la cocción de nuestros ingredientes.

Hornear

Métodos de cocción sin grasa

Usualmente, esta técnica la utilizamos para preparar platos dulces de repostería, pero muy pocas veces la usamos para cocinar platillos salados. Particularmente, los cárnicos de ave, res o cerdo toman un sabor muy especial y si además procuramos sellarlas antes de meterlas al horno, lograremos que queden realmente tiernas y húmedas, puesto que los jugos de la carne se conservarán en el interior.

En la parrilla

Métodos de cocción sin grasa

Para muchos, el método preferido para preparar carnes. En esta conocida técnica, no solo el calor proveniente del fuego toma un papel importante, sino también la evaporación de los líquidos de cada uno de los alimentos que estamos cocinando. Como ventaja adicional, el hecho de que se necesite muy poco o nada de grasa para lograr una excelente cocción, tanto de carnes como de vegetales.

Imágenes | Pixabay, Beth

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio