Compartir
Publicidad

¿Cómo arreglar un aderezo para ensaladas que ha salido mal?

¿Cómo arreglar un aderezo para ensaladas que ha salido mal?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando se trata de ensaladas, cada quien tiene su propio gusto para hacerlas resaltar. Hay quienes se conforman comprando una botella de un aderezo comercial y usarlo en cualquier ensalada, y hay quienes como yo, prefieren lo natural y siempre están probando nuevas maneras de preparar un buen aderezo o una buena vinagreta.

Pero hacerlo no siempre es fácil, sobre todo por que al creerlo una cosa sencilla, dejamos de lado la receta y tendemos a improvisar, no haciendo caso a las cantidades, lo que ocasiona que de vez en vez no salgan tan bien. Por eso, hoy les comparto algunos tips para arreglar un aderezo para ensaladas que ha salido mal.

Aderezo Miel

Antes de pasar a las posibles soluciones, debemos hablar primero de lo que buscamos en un aderezo. Por norma, el mejor aderezo debe ser balanceado, debe armonizar con los ingredientes de nuestra ensalada y ningún sabor específico debe predominar. Siempre debemos tener en cuenta las reglas básicas: los ingredientes salados mitigan los sabores dulces, y los ácidos moderan las grasas.

La lógica nos indica, que si un sabor es predominante en nuestro aderezo, debemos agregar más de los otros ingredientes que hemos usado para restaurar el equilibrio. Pero ¿qué sucede cuando ha quedado demasiado dulce, demasiado salado, demasiado ácido?

Bien, si nuestro aderezo o vinagreta ha quedado muy dulce, necesitamos incorporar un ingrediente salado. Desde luego, la sal es lo primero que se nos viene a la mente, pero tenemos otras interesantes opciones a tomar en cuenta, como las alcaparras, la salsa de soya e incluso anchoas. Simplemente, debemos de asegurarnos que el ingrediente elegido combine bien tanto con el resto de los ingredientes del aderezo, como con los ingredientes de la ensalada.

Aderezo Manzana

Por otro lado, si nuestro aderezo ha quedado muy salado, debemos mitigarlo con elementos dulces. Podemos optar por agregar un poco de azúcar simplemente, o por utilizar algún endulzante que potencie su sabor, como la miel de abeja o el jarabe de maple.

También puede ocurrirnos que nuestras vinagretas y aderezos queden muy ácidos, y en este caso la solución parece menos obvia. Si nos ocurre, lo mejor es agregar un ingrediente cremoso, nuevamente cuidando que vaya bien con los demás ingredientes. Entre las opciones tenemos, además de la crema de leche, la crema de cacahuate, el aguacate, el aceite de oliva e incluso un huevo hervido semicocido.

Ahora bien, esta última solución puede no ser el camino a seguir si estamos especialmente interesados en mantener la textura de una vinagreta. Si es así, nuestra mejor solución será agregar un poco de vino tinto para suavizar los tonos ácidos.

Un último tip, para cuando nuestros aderezos y vinagretas no han salido mal, pero tampoco sorprenden con su sabor. Para mejorarlos, mis ingredientes preferidos son las hierbas aromáticas (mejor si son frescas), como también, un poco de queso rallado, ya sea manchego, parmesano o si buscamos un sabor más fuerte, el queso azul o el queso Chiapas.

En Directo al Paladar México | Aderezo de mostaza, miel y yogur para ensaladas. Receta
En Directo al Paladar México | Aderezo de queso Roquefort (o queso azul). Receta
En Directo al Paladar México | Ensalada de atún con aderezo de manzana. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio