Publicidad

Así puedes evitar que tu comida se queme por el frío del congelador

Así puedes evitar que tu comida se queme por el frío del congelador
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Típico: compras filetes de carnes rojas o de pescado, usas un poco para comer y guardas lo que te sobra. Si no piensas consumirlo en días cercanos, obvio, lo congelarás.

Y ahí empieza el problema. Si la metes así a la nevera, sin ninguna medida de protección, lo más probable es que genere cristales de hielo casi de inmediato, y que esto lleve a que tu carne se ponga de un color marrón oscuro y que cambie totalmente de sabor.

Es por ello que hoy queremos compartir contigo algunas medidas que te ayudarán a evitar que las carnes (y en general casi cualquier alimento) se te quemen dentro del congelador.

Hazlo progresivamente

Para que tu carne sufra lo menos posible cambios drásticos de temperatura, procura ir haciéndolo poco a poco. Primero métela al refrigerador, déjala ahí un par de horas y luego ya podrás ingresarla al congelador.

carne-refrigerador-tips Foto de Pixabay.com

Al vacío

Una vez que vayas a meterla al congelador, toma en cuenta lo siguiente. Es un gran tip: primero guarda la carne en plástico film para comida y luego métela en una bolsa de cierre hermético con la cantidad mínima de aire. De preferencia, sácaselo todo.

Todo seco

Esta medida es por cuestión de lógica. Lo que afecta tus carnes en el congelador son los cristales de hielo, que provienen del agua. Entonces, si secas perfectamente tu carne antes de congelarla, evitarás que aparezcan y que, por consiguiente, pierda sus propiedades organolépticas.

Aluminio

papel-aluminio Foto de Pixabay.com

Sí, el aluminio es aliado hasta en estos casos. Te sugerimos hacer prácticamente lo mismo que en el punto pasado. Sólo que, en vez de la bolsa de cierre hermético, debes usar dos capas de papel aluminio que cubran a tu carne. También procura cerrarla con firmeza, buscando dejar tus filetes lo más comprimidos que puedas. Los cristales de hielo se forman entre los tejidos de la carne y de esta forma podrías evitarlo mucho más.

Acomoda bien tus alimentos

Te aconsejamos esto, para que el aire dentro del congelador corra de manera fluida. Si amontonas todo, lo único que lograrás que es el aire frío dé contra la superficie de solo unos alimentos, acelerando su congelación.

¿Qué hacer si ya se quemó tu carne?

dip-cremoso-atun Foto de Pixabay.com

Tampoco es el fin del mundo. En caso de que tu carne se haya quemado por el frío, siempre hay opción de que la descongeles y hagas con ella alguna receta frita, así como patés y cremas con, por ejemplo, el pescado. Hace poco descubrimos que el atún, descongelado de esta manera, sirve perfectamente para hacer un dip cremoso que puedes poner al centro de la mesa para picar.

Fuentes: Consumer.es | BBC

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios