Comer saludable no es más caro que comer mal, te explicamos

Comer saludable no es más caro que comer mal, te explicamos
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Muchas veces pensamos que las personas que tienden a comer saludable lo eligen así porque tienen una mejor calidad de vida, a que tienen mejores sueldos o porque pueden acudir a un especialista en nutrición. Sin embargo, esto no es así ya que de por medio intervienen algunos factores, por ello, hoy te explicamos si comer saludable no es más caro que comer mal.

La percepción de que comer saludable es más caro que comer mal puede variar dependiendo de distintos factores, como la ubicación geográfica, los hábitos de compra, el acceso a diferentes tipos de alimentos y las preferencias de alimentos individuales.

Un estudio dirigido por la investigadora universitaria Patricia Clark, jefa de la Unidad de Epidemiología Clínica del Hospital Infantil de México Federico Gómez-Facultad de Medicina UNAM y aplicado a la dieta de niños y adolescentes de México demostró que comer sano no cuesta más que tener una dieta sin valor nutricional (repleta de alimentos procesados, ultraprocesados, hipercalóricos o con mucha sal).

Al tener esto en una balanza, la especialista aseguró que se realizó este análisis debido a que en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), el 35.6 % de los niños y el 38.4 % de los adolescentes fueron diagnosticados con sobrepeso u obesidad.

La alimentación de los mexicanos ha cambiado tan drásticamente durante los últimos años, porque ya no se consume lo que había en las casas de nuestras abuelas como guisados con vegetales, quesadillas, arroz, entre otros platillos y de acuerdo con Clark las nuevas dietas conllevan a problemas de salud severos como “la obesidad se asocia al desarrollo de muchas otras enfermedades, como las cardiovasculares, la diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer y accidentes cerebrovasculares”.

Pero seguro te preguntarás, ¿qué fue lo que influyó en este cambio? La experta reveló que tiene que ver con los sistemas de producción, es decir:

“Antes éramos un país autosustentable y ahora debemos importar alimentos. Esto hace que cuesten más. También el ingreso a México de productos de otras culturas, por ejemplo, las grandes cadenas de hamburguesas o donas que no estaban disponibles, o muchas otras que ya hemos asimilado, como las frituras. La mercadotecnia de este tipo de productos es muy buena y hay una amplia disponibilidad de los mismos. En las tiendas de conveniencia se encuentran en gran cantidad, a lo largo y ancho del país.”

En el estudio nominado como mejor artículo de nutrición en el Nutrients 2023 Best Paper Award se investigaron las características de las dietas de 2014 niños de 4.5 y adolescentes de 20 años, donde se determinó el costo de los alimentos en cada una, dando como resultado que los patrones de los niños, niñas y adolescentes de la ciudad de México y la Zona Metropolitana son muy semejantes en costros entre aquellos que son saludables y los que no.

Por lo tanto, se puede romper con el mito sobre que una dieta sana es más costosa y para determinarlo, se evaluaron tres patrones: el saludable, el de transición y el no saludable, visitando mercados. Supermercados y tiendas de conveniencia al capturar los costos promedio de los alimentos.

El estudio menciona que la dieta no saludable contó con un ligero incremento en su precio promedio, respecto a la saludable, la cual, no tuvo variación, y resaltó que “la principal diferencia entre los patrones dietéticos es la frecuencia de consumo de cada alimento”.

Comer-saludable-no-es-mas-caro-que-comer-mal-te-explicamos
Comer saludable no es más caro que comer mal, te explicamos / Foto de Nadine Primeau en Unsplash

¿Qué es una dieta saludable y no saludable?

La investigadora Patricia Clark, contó que una dieta saludable “es la que proporciona nutrientes que el cuerpo necesita para mantener su buen funcionamiento en nuestro organismo y conservar o restablecer la salud y minimizar el riesgo de enfermedades”. Esta incluye frutas, verduras, legumbres, granos (como lentejas, alubias, cereales integrales).

Mientras que, la dieta no saludable incluye alimentos procesados o ultraprocesados, alimentos y bebidas con altos niveles de energía, los hipercalóricos, los que tienen mucha sal o azúcar, harinas refinadas, así como altos contenidos de grasas trans. También la comida precocida que ya está prehecha.

Comer-saludable-no-es-mas-caro-que-comer-mal-te-explicamos
Comer saludable no es más caro que comer mal, te explicamos / Foto de Allen Rad en Unsplash

¿Cómo se puede comer saludable sin gastar demasiado?

Elegir tener una mejor alimentación es posible si sigues nuestras recomendaciones:

  • Planificación de comidas: Hacer una lista antes de comprar tus alimentos y planificar las comidas de la semana puede ayudar a evitar compras impulsivas y a aprovechar mejor los alimentos. ¡Tu bolsillo te lo agradecerá!

  • Comprar productos locales y de temporada: Los alimentos frescos y de temporada tienden a ser más económicos y están en su punto máximo de sabor y calidad. Así que acude al mercadito más cercano para hacer tus compras de la semana.

  • Comprar a granel: Algunos alimentos, como granos enteros, cereales, legumbres y nueces, pueden ser más económicos cuando se compran a granel. Además, solo estarás comprando lo que necesitas, lo que posiblemente consumas en los siguientes días .

  • Cocinar en casa: Preparar comidas en casa puede ser más barato y permite controlar los ingredientes y las porciones que en realidad necesitas consumir.

Comer Saludable No Es Mas Caro Que Comer Mal Te Explicamos Comida Casera

En Directo al Paladar México también puedes leer | Mito o realidad: ¿saltarse una comida adelgaza? Expertos nos explican | Estas son las cajas sorpresa que ayudan a combatir el desperdicio de alimentos en México | Mito o realidad: ¿tomar una cucharadita de aceite de oliva todos los días es bueno para la salud? Expertos nos explican

Comentarios cerrados
Inicio