Compartir
Publicidad

Ideas para construir en casa un sistema de riego por goteo

Ideas para construir en casa un sistema de riego por goteo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Acabo de terminar un post que de inicio y parece absurdo en este blog culinario, pero es sobre como hacer un mini huerto de pared o vertical para los reducidos o desaprovechados espacios que tenemos en casa, y quizá en nuestra cocina, y que está relacionado con el arte del buen comer y cocinar, porque se trata de tener a mano, y cultivadas por nosotros, nuestras hierbas y hortalizas, por eso, hoy completo el tema con la última parte: construir de forma muy simple un sistema casero de riego por goteo compacto y funcional para nuestras salidas de vacaciones.

¿Que necesitan para un mini huerto vertical? Y les di muchas y simples ideas en el post anterior, y hoy me enfoco en cómo hacer un riego por goteo sin más ayuda que nuestras manos, es muy fácil. Necesitaremos botellas de agua de plástico suave, de las que se aplastan antes de desecharlas, normogoteros médicos que se consiguen en cualquier farmacia de artículos médicos y son muy económicos, un taladro o clavo para concreto y su armella para colgar el bidón con agua, un gancho metálico de los que dan en las tintorerías, para hacer el arnés o colgante. Depende de para cuántas plantas requieran riego, pero si utilizan bidones, pueden surtir a todas sus plantas hasta por una semana.

Normogotero c m d a

Procedimiento

Tomen la tapa de la botella y hagan una perforación con el clavo si es para un normogotero o utilicen una tapa de garrafón y un garrafón si desean que sea más duradero el riego y para muchas plantas y hagan con el taladro 3 perforaciones para insertar en cada agujero el punzón. El agujero debe ser un poco menor al punzón, para que entre a presión y no se salga o se escape el agua.

Punzones insertados en la tapa

En la parte inferior del garrafón, bidón o botella de agua, y con el alambre de un gancho de ropa bien estirado y un extremo puesto a calentar al fuego, se hacen dos orificios, uno en cada extremo. Se pasa el alambre y se une en la parte superior dándole unas vueltas para torcerlo y poder usarlo de asa. Una vez que están insertados los punzones en la tapa, y el alambre sosteniendo el fondo de su botella, se enrosca y se cuelga de tal manera que el punzón quede firmemente insertado en la tapa, boca abajo y la botella sostenida por encima de nuestro huerto como se aprecia en la primera foto, quedando en un nivel muy por arriba del objeto al que irrigará.

Bidón colgante para riego

Si no quieren que quede el hueco en la parte superior, antes de poner el asa, coloquen un embudo de plástico que pueda ser ajustado igual mediante presión hacia adentro de la botella, o hagan con un cuter un corte en cruz para insertar un cuello con tapa de otra botella, dejando un pequeño sobrante circular que quedará por dentro de la misma, para que lo fije, y que permita que quede ajustado también a presión.

Pet con marmogotero

Una vez terminado y colocado en su lugar y lleno con agua, solo resta enterrar o suspender del borde, la parte de la sonda que dejará caer el vital líquido gota a gota, y que será regulado mediante la llave reguladora. Para esto, deberán tomarse un rato para determinar cuánta agua es suficiente para sus plantas, y que depende del tamaño de las mismas y de la especie. Y aquí una imágen de otra idea similar y aún más simple, aunque necesita poco más espacio.

Pets para riego por goteo

¿Que les parecen estas ideas que son solo unas pocas de las miles que encontré en la red de ingeniosas personas que cultivan sus hierbas y hortalizas? A mi me parece fantástico, y por supuesto, me brinda muchas ideas adaptables a mis necesidades y espacio. Y para muestra del ingenio y de lo que podemos hacer en nuestra casa en pequeños espacios, les dejo una imagen que me dejó maravillada.

Eco pet. Proyecto

Realizada con envases plásticos de los que tiramos con frecuencia porque creo que todos compramos detergentes, cloros, jabones líquidos, desinfectantes, agua, sodas o refrescos, etc. y que por tanto nos convierten en contaminantes del planeta. ¿Por qué no usar estos para hacer, construir y servir de cuna a la vida de nuestros vegetales y pequeños frutos? Esto nos haría ser emprendedores consientes de la ecología y auto-suficientes con una alimentación sustentable.

En Directo al Paladar, les proporciono el enlace al primer post sobre el mini huerto en casa.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio