Publicidad

Sopa de frijol y tocino. Receta

Sopa de frijol y tocino. Receta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Uno de los ingredientes que son base de la cocina mexicana son los frijoles, y alrededor del país encontramos muchos platillos diferentes para prepararlo, que si algo tienen en común es la utilización de ingredientes frescos, como lo es esta sopa de frijol y tocino, que nos esconde un par de secretos.

El primero de ellos, es el peculiar sabor del tocino que a todos gusta; el segundo, un poco esperado y ligero tono dulce, gracias a la zanahoria. Porque si, esta sopa además lleva vegetales frescos para hacerla aún más saciante.

Ingredientes para 4 personas

  • 100 gramos de tocino de cerdo, 1 cebolla blanca, 2 zanahorias, 2 tallos de apio, 2 dientes de ajo, 3 tazas de frijoles cocidos con 4 tazas de su caldo de cocción, sal y pimienta al gusto.

Cómo hacer sopa de frijoles y tocino

Como siempre, empezamos preparando nuestros ingredientes. Para ello, cortaremos en cubos la cebolla, las zanahorias y el apio y picaremos finamente los ajos.

Una vez listos, pondremos las rebanadas tocino en una sartén caliente y esperaremos a que estén dorados y crujientes. Reservamos dos cucharadas de la grasa que ha soltado, y reservamos el tocino en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Pasos Sopa Frijol

Con la grasa del tocino saltearemos la cebolla, la zanahoria y el apio. Permitimos la cocción a fuego medio hasta que comiencen a suavizarse. Agregamos el ajo y cocinamos un minuto más. Inmediatamente, agregamos los frijoles cocidos y el caldo, sazonamos con sal y pimienta y dejamos que hierva a fuego medio bajo por 30 minutos.

Nuestro siguiente paso será colocar la mitad de la sopa en la licuadora y procesar hasta obtener un puré terso, que regresaremos a la cacerola y mezclaremos con la sopa restante y tres cuartas partes del tocino en trozos. Dejamos nuevamente que hierva durante cinco minutos. Al servir, añadimos el tocino restante.

Degustación

Esta sopa de frijol y tocino no perdona la falta de tortillas de maíz, y si son hechas a mano mucho mejor. Podemos servirla para cucharear mientras disfrutamos una carne asada o unos bisteces a la mexicana.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir