Publicidad

Tlayuda oaxaqueña de tasajo con chapulines. Receta fácil

Tlayuda oaxaqueña de tasajo con chapulines. Receta fácil
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Todos alguna vez hemos visto o probado esta delicia oriunda del estado sureño de Oaxaca. No obstante, de este platillo —que posiblemente sea el más famoso y socorrido de la entidad— hay muchas versiones. Hoy te enseñamos cómo prepararlo de forma tradicional, para que quede como las que se consiguen en los mercados de comida.

Es importante que utilices los ingredientes que te diremos a continuación. El sabor cambiará mucho en caso de que no lo hagas. Si vives en la CDMX, podrás encontrar muchos de ellos en los carritos ambulantes que venden ingredientes oaxaqueños, o en el mercado de Medellín. Ahí hay varios locales en donde seguro también los hallarás.

Ponte una playlist ad hoc al mood cocinero que traes, prende el asador y ponte manos a la obra. Seguro te quedará increíble.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Tortillas tlayudas 2
  • Quesillo 500 g
  • Aguacate 2
  • Jitomate 2
  • Cebolla blanca 100 g
  • Chapulines 50 g
  • Asiento de chicharrón 100 g
  • Frijoles refritos 150 g
  • Sal
  • Tasajo 500 g

Cómo hacer tlayuda oaxaqueña de tasajo

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 35 m
  • Elaboración 25 m
  • Cocción 10 m

Pon a calentar con fuego muy lento los frijoles. Una vez que empiecen a sacar borbotones, apágalos y déjalos enfriar un poco.

En una parrilla —de preferencia, aunque también lo puedes hacer en una estufa normal— pon a asar el tasajo. Una vez que esté listo por ambos lados, guárdalo. Recuerda que no debe quedar duro, sino suave y masticable.

Corta rodajas de la cebolla y de los jitomates. También rebana el aguacate y resérvalo.

Corta pedazos de 20 centímetros de quesillo y deshébralos.

Toma una de las tortillas y, con la ayuda de una cuchara, esparce el asiento de chicharrón por toda su superficie. Este asiento es especial, porque le da a la tlayuda un sabor único.

Pon sobre la tortilla una primera capa de frijoles. Luego tápala con otra de quesillo. Ponle todo el que quieras.

Coloca unas tres o cuatro —es a gusto personal— rebanadas de jitomate, así como la cebolla y el aguacate en rodajas. Ponle hasta arriba los chapulines.

Espolvorea un poco de sal.

Lleva tu tlayuda al asador cuando los carbones ya no tengan fuego y la brasa no queme. Deja ahí la tortilla, hasta que los frijoles empiecen a hervir de nuevo y el quesillo se deshaga.

Finalmente, agrega en la parte de arriba un trozo de la carne asada. Si quieres cerrar la tlayuda para que sea más fácil comerla, está bien.

Acompáñala con un poco de la salsa picante casera de tu preferencia. Y si tienes una cerveza en la nevera, es momento de que la vayas sacando también.

¡Listo!

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir