Publicidad

Pollo salteado con espinacas en salsa de mostaza. Receta de comida sencilla y deliciosa

Pollo salteado con espinacas en salsa de mostaza. Receta de comida sencilla y deliciosa
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Existen muchas maneras de preparar un rico pollo y una de ellas es hacerlo al sartén combinado con otros ingredientes que pueden integrarse por su sabor o textura. Uno de esos ingredientes es justamente las espinacas que siempre he considerado como un complemento interesante a la carne blanca.

Hoy te propongo esta receta de pollo salteado con espinacas en salsa de mostaza que es no solamente muy conveniente, sino que te aporta además un muy buen sabor. No es nada complicado de preparar y te permitirá comer algo rico y lucirte con tus invitados.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Pechugas de pollo 2
  • Cebolla blanca 1
  • Espinacas 250 g
  • Crema 100 ml
  • Leche 100 ml
  • Mostaza Dijon 50 g
  • Aceite de oliva 15 ml
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer pollo salteado con espinacas en salsa de mostaza

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 30 m

Vamos a picar la cebolla y ponerla a sofreír en un sartén con aceite de oliva. Mientras tanto vamos a lavar las espinacas y cortarlas en trocitos. Las integramos en el mismo sartén con la cebolla picada. Ahora cortamos las pechugas de pollo, limpias y sin piel, en trocitos que agregamos a todos lo anterior en el sartén. Sazonamos con sal y pimienta.

En un cuenco mezclamos la crema, la leche y la mostaza Dijon. Revolvemos bien y vaciamos esto en el sartén con todos los demás ingredientes. Bajamos la lumbre al mínimo, tapamos y dejamos unos 20 a 25 minutos. Revolvemos de vez en cuando y ajustamos la sazón a media cocción de ser necesario.

Pollo Espinacas Receta

Con que acompañar el pollo salteado con espinacas en salsa de mostaza

Este rico platillo de pollo salteado con espinacas en salsa de mostaza se come bien caliente con un arroz o unas pastas. Por tener una salsa que es muy versátil puedes usar una guarnición bastante neutra para combinarla con la misma salsa. Una copa de vino blanco seco bien frío será una buena manera de acompañar este plato.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir