Compartir
Publicidad

Una dieta baja en calorías podría aumentar la esperanza de vida

Una dieta baja en calorías podría aumentar la esperanza de vida
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Comer en excesos puede conducir a múltiples problemas de salud que pueden acortar la vida. Enfermedades como la obesidad, diabetes y problemas cardiovasculares, son males comunes provocados por un exceso alimentario sostenido a lo largo del tiempo. De acuerdo a un reciente estudio elaborado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de China, se investigó como una dieta baja en calorías podría aumentar la esperanza de vida.

La restricción de calorías con las debidas reglas nutricionales, parece que ayuda a extender la longevidad y retrasar la aparición de trastornos relacionados con la edad al reducir las sustancias reactivas al oxigeno en el cuerpo, es decir, los radicales libres.

La investigación ha mostrado que la restricción calórica cambia los niveles hormonales y metabolitos de lípidos y altera el metabolismo energético. Sin embargo, los científicos aun no conocen las cambios bioquímicos precisos que sufre el cuerpo durante la restricción calórica y sus efectos a largo plazo. Para ello, los investigadores realizan pruebas en ratones con dietas bajas en calorías.

Se dividieron 4 grupos de ratones: uno con dieta baja en grasa, otro con una dieta baja en grasas con restricción calórica, el tercero una dieta alta en grasa y el último, alta en grasa con restricción calórica; se les estudió durante un año.

Se utilizó resonancia magnética para examinar los efectos metabólicos en sangre y muestras de orina. Los investigadores encontraron que la restricción calórica tuvo un impacto mucho mayor sobre el metabolismo que la cantidad de grasa en la dieta.

Los ratones con una dieta alta en calorías, habían incrementaron el estrés oxidativo, hubo desbalance en el metabolismo lipídico, suprimieron la glucolisis y los metabolitos de la microbiota intestinal, comparado con las dietas bajas en calorías.

Podemos concluir que "todo exceso provoca alteraciones en el organismo". Fácilmente lo podemos sentir cuando consumimos grandes cantidades de azúcar en una sola toma. Podemos experimentar cansancio, mareo, falta de coordinación, malestar estomacal, todo esto hasta que el cuerpo termine de procesar la gran carga que recibió. Lo mismo sucede con dietas altas en calorías cuando el organismo no demanda tal cantidad, los órganos entran en estrés al tener que procesar toda esa energía y almacenar la sobrante en forma de grasa. Comamos lo necesario y evitemos los excesos. Tratemos de tomar las mejores decisiones alimentarias y comer de manera consciente.

Vía | ACS.org

Imagen | Laurel F
En Vitónica México | Un resultado inesperado: Tomar el sol podría hacer que vivas más
En Vitónica México | ¿Cómo estimar la edad de una persona? Fíjate en cómo camina

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio