Si quieres comer menos, invita a alguien que coma ligero

Si quieres comer menos, invita a alguien que coma ligero
Sin comentarios

Comer es una manera de convivir y socializar con nuestros seres queridos. Ya sean festejos, comida casual o cena de negocios, las personas con las que comas tienen un fuerte impacto en la cantidad de alimento que vas a consumir. Es por esto que si quieres comer menos, invita a alguien que coma ligero , según este estudio realizado por la University of New South Wales en Australia.

Este efecto psicológico conocido como modelo social, conduce a la gente a comer menos de los que normalmente comerían estando solos si la persona que lo acompaña consume una pequeña cantidad de alimento.

Un vistazo a…
Jugo verde para desintoxicar tu cuerpo de metales pesados | Receta fácil| Directo al Paladar México

Los investigadores analizaron los resultados de 38 estudios en los que midieron las cantidad de alimento que consumieron los individuos estando acompañados.

El Profesor que realizo del estudio menciona que en situaciones sociales la cantidad apropiada de alimento a comer puede ser confusa.

Las señales internas como el hambre y la sensación de saciedad son guías en las que se pueden confiar. En estas situaciones, las personas pueden tomar como ejemplo a los demás para determinar la cantidad de alimento que va a consumir.

La investigación muestra que los factores sociales son una influencia poderosa para el consumo. Cuando el acompañante come poco, los demás reducen su ingesta y comen menos de los que normalmente acostumbran. En cambio si el acompañante come mucho, los demás se sienten con la libertad de comer su ingesta habitual o incluso más.

El efecto se observa en varias situaciones: con alimentos saludables y no saludables, en cualquier tiempo de comida, entre niños y también ocurre independientemente del peso corporal que se tenga.

Según el estudio, este efecto es más fuerte en mujeres que en hombres y esto puede dar la explicación de porque las mujeres tienden a preocuparse más de la manera en que son observadas por los demás a la hora de comer. Sin embargo, cuando en el estudio se ofreció comida gratis, los hombres fueron los primeros en apuntarse con gran entusiasmo. (¿Cómo no me entere antes para inscribirme?)

Se concluye que la manera de comer es un comportamiento aprendido. Las porciones de alimentos afectan nuestra manera de comer, y esto requiere de atención porque tiene un impacto en nuestra habilidad de regular nuestra ingesta de alimentos.

Podemos recrear fácilmente este estudio. Invita a alguien a comer y sírvete una porción pequeña. Verás que tu invitado mágicamente comerá lo mismo o menos que tu. O puede que tu invitado no tenga ni el más mínimo sentido de autocontrol y cuidado por su salud e ingiera alimento como si no hubiera un mañana. Esto puede llegar a ser un experimento interesante y divertido para ejercitar la autoconciencia y adoptar buenos hábitos de alimentación.

Imagen | Swaminathan
En Vitónica México | Tips para cuidar tu dieta en comidas fuera de casa
En Vitónica México | Menús de restaurantes diseñados para que escojas comida saludable

Temas
Comentarios cerrados
Inicio