Compartir
Publicidad

Los plátanos podrían reemplazar las bebidas isotónicas para recuperarse después del ejercicio

Los plátanos podrían reemplazar las bebidas isotónicas para recuperarse después del ejercicio
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las bebidas isotónicas son bebidas que favorecen la hidratación y la reposición de electrolitos de nuestro organismo gracias a los minerales y carbohidratos que contienen, de allí que sean las elegidas por muchos para recuperarse después del ejercicio intenso y reciban también el nombre de bebidas deportivas.

Sin embargo, mucho se ha discutido el si son o no necesarias y su efectividad en actividades de menos una hora, así como sus ventajas respecto al agua. Si bien, en actividades de larga duración e intensidad sí pueden aumentar el rendimiento o disminuir el cansancio, un nuevo estudio señala que los plátanos podrían reemplazar las bebidas deportivas para la recuperación después del ejercicio.

Este estudio publicado recientemente en PLOS One ha comparado los efectos a nivel celular de los carbohidratos consumidos durante la realización de ejercicio, y ha encontrado, que los plátanos de forma natural ofrecen niveles similares e incluso mayores de beneficios antiinflamatorios y otras ventajas.

Los carbohidratos, las bebidas isotónicas y su importancia en el deporte

Isotonicas

Desde hace muchos años los estudios han confirmado que comer o beber carbohidratos durante sesiones de esfuerzo prolongado aumenta la resistencia de los atletas, permitiéndoles ejercitarse durante más tiempo a intensidades más altas, así como recuperarse rápidamente en el caso de no comer durante el entrenamiento.

Son estos hidratos de carbono los que ayudan a los músculos a recuperarse rápidamente y disminuyen el estrés fisiológico del ejercicio lo que resulta en una menor inflamación. Por otro lado, la forma más digerible de los carbohidratos es el azúcar, ya sea en forma de glucosa, fructuosa o sacarosa, ingredientes que son los principales ingredientes de las bebidas deportivas.

Sin embargo, estas bebidas se fabrican mediante procesos industriales en los que se incluyen además de los ya mencionados, saborizantes y otras sustancias químicas no naturales. De allí que los investigadores de la Appalachian State University iniciaran hace algunos años una serie de estudios para analizar si las frutas ofrecían los mismos resultados durante el ejercicio.

Las frutas como una alternativa natural a las bebidas deportivas

Ciclismo

De todos es sabido que las frutas son altas en fructuosa, por lo que a simple vista parecen ser las indicadas para reemplazar las bebidas deportivas. Sin embargo, contienen otras sustancias naturales que podrían impactar en el rendimiento y la recuperación. En el 2012, un experimento preliminar demostró que los ciclistas rendían más si consumían un plátano o una bebida deportiva en lugar de tomar únicamente agua, además de desarrollar menores niveles de inflamación en sus músculos.

Para el nuevo estudio, los mismos investigadores analizaron los cambios a nivel molecular en 20 ciclistas de nivel competitivo, un grupo conformado por hombres y mujeres que completaron varios recorridos de 75 kilómetros. En uno de ellos tomaron únicamente agua, en otro agua y 8 onzas de bebidas energéticas y en otro medio plátano cada 30 minutos.

A ellos, los investigadores les realizaron análisis de sangre antes e inmediatamente después del entrenamiento, y en otros intervalos de hasta 45 horas después de este, para medir niveles de inflamación y metabolitos a nivel molecular, los cuales sufren alteraciones durante y después del ejercicio.

El resultado, indicó que al tomar únicamente agua los niveles de inflamación eran mucho más altos que cuando los ciclistas tomaron frutas o bebidas deportivas, y que el nivel de estrés a nivel molecular era menor con éstos últimos. Pero además, a nivel de genes demostró que las células sanguíneas producían menos enzimas COX-2 cuando comieron plátanos en lugar de cualquier otra bebida. Esta enzima, estimula la producción de prostaglandinas, mismas que intensifican la inflamación.

De acuerdo a David Nieman, Director del Laboratorio de Rendimiento de la Appalachian State University el siguiente paso en su investigación es estudiar más a fondo como la fruta afecta la expresión genética de las células, así como encontrar la cantidad ideal de fruta que debería comerse durante el ejercicio, y los efectos de otras variedades de frutas.

Más información | PLOS One

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio