Publicidad

Los músculos que deben cuidar los ciclistas y los corredores

Los músculos que deben cuidar los ciclistas y los corredores
Sin comentarios

Si al practicar un deporte te enfocas demasiado en un grupo muscular, es probable que estés descuidando otros músculos. Cuando realizamos un entrenamiento, sabemos a la perfección el área del cuerpo que estamos trabajando, pero muy pocas veces sabemos en qué parte podemos sufrir una lesión. A continuación podrás encontrar información sobre los músculos que deben cuidar los ciclistas y los corredores.

Una vez que identificamos las áreas más vulnerables, es importante saber qué tipo de ejercicios podemos realizar para fortalecer esos puntos débiles.

Los pectorales son la debilidad de los ciclistas. En el ciclismo, toda la acción sucede en las piernas, pero el tren superior debe de permanecer inmóvil en una posición casi encorvada. Probablemente, esa posición de espalda encorvada, te acompaña en tus horas laborales cuando estas sentado frente a la computadora. La tensión y el acortamiento de la parte superior delantera de tu cuerpo, pueden pellizcar al nervio que se encuentra en tu brazo y bajo los músculos pectorales, ocasionando hormigueo y entumecimiento en las manos, además de que puede afectar tu respiración.

La solución: párate delante de una puerta y coloca las manos a cada lado de la puerta o en la pared adyacente. Dobla los codos 90 grados, manteniendo el brazo superior paralelo al piso. Inclínate hacia adelante y mantén la posición por 30 segundos.

Correro - gluteo medio

El punto débil de los corredores es el glúteo medio. Correr aumenta la resistencia pero no la fuerza, a menos que siempre corras cuesta arriba. Si comúnmente corres en una superficie plana, tendrás un glúteo débil que ocasionara que tu pelvis se incline hacia adelante, teniendo mayor probabilidad de torceduras en los flexores de la cadera y del síndrome de fricción de la banda iliotibial.

La ortopedista Vonda Wright, de la Universidad de Pittsburgh, recomienda el siguiente ejercicio tres veces a la semana: enrolla una liga de resistencia alrededor de los tobillos. Manteniendo el pecho hacia arriba y las rodillas detrás de los dedos del pie, inclínate en una media sentadilla amplia. Sin que la liga se afloje, camina hacia el frente 20 pasos, a la izquierda 20 pasos, hacia atrás 20 pasos y a la derecha 20 pasos, formando un cuadrado.

Vía | Shape Imágenes | bkasavan | Mike Miley |

En Vitónica | ¿Ciclismo o carrera? En Vitónica | Los cuatro mandamientos de la técnica de carrera

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio