Publicidad

Lo básico que debes saber antes de entrar a una clase de Pilates

Lo básico que debes saber antes de entrar a una clase de Pilates
Sin comentarios

Yo practico Pilates desde hace seis años, es una disciplina que me gusta muchísimo. Debido a que es un sistema de ejercicios que se enfocan en la flexibilidad, fuerza muscular y resistencia, se me hace un excelente complemento para las personas que nos gusta correr.

Pilates hace hincapié en el uso de los músculos abdominales, la espalda baja, la cadera y los muslos. Estás áreas en conjunto se conocen como “core”, algo así como el núcleo del cuerpo o el centro del cuerpo. Por eso es un buen ejercicio para mejorar nuestra postura, equilibrio y flexibilidad. Otra ventaja de Pilates es que se puede adaptar para una rutina de entrenamiento suave o para un entrenamiento más intenso para los atletas profesionales.

Un poco de historia

Aunque se ha puesto de moda en los últimos años, el sistema de ejercicios se desarrolló en los años 1920s por Joseph Humbertus Pilates. Pilates vivía en Alemania y padecío de raquitismo, asma y fiebre reumática, lo que lo convirtió en un obsesionado del bienestar corporal. Estudió a fondo la estructura muscular del cuerpo y combinó filosofías orientales y occidentales, para crear el método Pilates o Contrología, como se llamó originalmente. El principio básico es utilizar la mente para dominar los músculos.

Reformer

En 1914, cuando empezó la Primera Guerra Mundial, Pilates se encontraba en Inglaterra y fue encarcelado por ser considerado un “extranjero enemigo”. De ahí fue transferido a una clínica para trabajar como camillero. Pilates ideó un sistema en el que los pacientes podrían realizar ejercicios de fortalecimiento. Creo los primeros equipos de Pilates al utilizar resortes unidos a las paredes y a las camas de los pacientes.

En 1926, Pilates emigró a Estados Unidos. En su viaje a América, Pilates conoció a su futura esposa, Clara, una enfermera que compartía su pasión por el desarrollo y el mantenimiento de un cuerpo sano. Una vez en los EUA, la pareja abrió un gimnasio, compartiendo dirección con el Ballet de la ciudad de Nueva York. Se volvió un entrenamiento muy popular entre los bailarines, porque con Pilates construyes fuerza sin añadir volumen.

Tipos de ejercicios

Una rutina de Pilates puede incluir de 25 a 50 ejercicios repetitivos de fuerza con movimientos controlados. Lo que hace diferente a Pilates es que se enfoca en tonificar los músculos utilizando resortes, bandas o tu propio peso corporal. Los ejercicios se basan en la tensión dinámica, o auto-resistencia. La tensión dinámica describe el acto de ejercitar músculo contra músculo.

Cada movimiento de Pilates se debe de realizar completamente concentrado, enfocándose en la posición adecuada del cuerpo en todo momento. Esta concentración mental ayuda a prevenir lesiones y aumentar la efectividad de los ejercicios. Los ejercicios de Pilates se deben de realizar lentamente, para que todos los músculos involucrados tengan tiempo de participar.

Cien

La gran mayoría de los ejercicios de Pilates los puedes hacer en un tapete. En el libro escrito por el propio Pilates “Return to Life through Contrology” (Regreso a la Vida a través de la Contrología), se describen los 34 moviminetos básicos de Pilates. Entre ellos podemos encontrar el famoso cien, que sirve de calentamiento y para respirar. La sierra, trabaja principalmente los músculos abdominales y ayuda a estirar los cuádriceps.

¿Cualquiera puede practicar Pilates?

Los bailarines profesionales son los practicantes de Pilates por excelencia. Hace muchos años adoptaron las rutinas de Pilates como parte indispensable de su entrenamiento de fuerza. Pero todas las personas se pueden beneficiar de practicar Pilates. Un error es pensar que para practicar Pilates se requiere de un equipo especializado. Comúnmente asociamos Pilates con el Reformer, un aparato que parece una cama con un carruaje deslizable y resortes ajustables, o con el Cadillac, un tipo de mesa en forma de trapecio. Pero muchos ejercicios de Pilates se pueden hacer sobre un tapete en el piso.

Beneficios y limitaciones de Pilates

Los beneficios más importantes de practicar Pilates son notorios al ver mejoras en la fuerza del “core” y en la estabilidad. Además te ayuda a mejorar tu postura y en el equilibrio. Otro aspecto muy importante es que tu flexibilidad mejorara bastante. Y además de que lo puedes practicar en tu rutina diaria de ejercicio, también sirve para prevención y rehabilitación en algunos tipos de lesiones, como en el dolor de espalda.

PilatesSilla

A pesar de todos sus beneficios, Pilates no es un programa de entrenamiento completo. Sus beneficios cardiovasculares son reducidos, por lo que se recomienda combinarlo con actividades aeróbicas. Algunos médicos no recomiendan practicar Pilates si tienes alguna enfermedad ósea.

¿Es lo mismo Pilates y yoga?

He escuchado que mucha gente dice que practicar Pilates y la yoga es lo mismo. Pero probablemente lo único que tienen en común es que utilizan posturas corporales similares y se enfocan en la respiración.

El objetivo de Pilates es aumentar la fuerza del “core”: músculos abdominales, de la espalda y de la zona glútea, utilizando trabajos en tapete y en equipos especiales. En cambio la Yoga se considera un estilo de vida. No solamente son ejercicios, sino también seguir una dieta, la relajación y la meditación. A pesar de que al practicar Pilates se involucra el cuerpo y la mente, no trata de unificar los dos como lo hace la Yoga.

Imágenes | familymwr | Jose Felipe Vílchez Molina | LocalFitness | MHandF |

En Vitónica México | Tipo de entrenamiento según tu tipo de cuerpo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios