Publicidad

La historia “saludable” de los refrescos

La historia “saludable” de los refrescos
Sin comentarios

Hoy en día los refrescos gozan de mala fama, ya sea por los ingredientes que utilizan, como el colorante caramelo, o por la cantidad de azúcar que contienen, siendo señalados como una de las principales causas de la epidemia de obesidad. Por eso es difícil creer que los refrescos se volvieron famosos por ser considerados como productos que mejoraban la salud.

Los refrescos tienen sus inicios en Europa, donde por muchos años se le han atribuido propiedades curativas a las aguas minerales naturales, ya sea bebiéndolas o bañándose en ellas. El problema siempre ha sido transportarla para venderla en otros lados. En 1767 Joseph Priestley encontró la forma de poner dióxido de carbono en agua; utilizó levadura para producir una bebida débilmente carbonatada.

Después aparecieron las bombas de compresión manual y los sifones, hasta el descubrimiento del carbonato de calcio, que mediante agitación constante, se mezclaba con agua para crear el agua carbonatada. El proceso más fácil para vender agua carbonatada era en los lugares conocidos como “fuentes de soda”, que por lo general eran cafeterías o salones con un ambiente elegante. Muchas veces las máquinas eran adornadas con mármol y los dispensadores eran de cobre.

fuente soda

Debido a que el agua carbonatada seguía siendo vista como una bebida saludable, las primeras tiendas de refrescos fueron las boticas y las farmacias. El proceso necesario para carbonatar el agua y hacer los jarabes para darles sabor, eran métodos con los que los farmacéuticos ya estaban familiarizados. Fue entonces cuando empezaron a añadir ingredientes que pensaban eran benéficos para la salud, por ejemplo zarzaparrilla como cura para la sífilis o el ácido fosfórico para ayudar en la hipertensión.

Los farmacéuticos utilizaron sabores dulces en los refrescos para enmascarar el sabor de medicinas amargas como la quinina y el hierro, ya que en esa época la mayoría de los medicamentos eran tomados en forma líquida. Antes había pocas restricciones legales sobre lo que podía agregarse a las bebidas de las fuentes de soda. Muchas personas acudían por la mañana a las fuentes de soda para beber una bebida refrescante y “saludable”, que muchas veces tenía un efecto estimulante ya sea por la cafeína u otras sustancias.

farmacia

Los farmacéuticos empezaron a mezclar los refrescos con medicamentos más fuertes que incluían estricnina, cannabis, morfina, opio, heroína y cocaína. Las cantidades de cocaína que se utilizaban en los refrescos de las fuentes de soda eran mínimas, pero seguramente tenían efectos secundarios y creaban hábitos, así que las fuentes de soda se beneficiaban de los clientes consistentes.

La Coca-Cola fue desarrollada mientras buscaban un antídoto contra las adicciones a la morfina después de la Guerra Civil. El veterano y farmacéutico John Stith Pemberton inventó la mezcla original de la Coca-Cola mientras experimentaba con analgésicos sin opiáceos para calmar sus dolores ocasionados por las heridas de guerra. En el primer anuncio de la compañía se aclaraba que la Coca-Cola era una bebida saludable, ya que contenía las propiedades de la maravillosa planta de coca y las famosas nueces de cola. La cocaína es un extracto de la hoja de la coca, y la nuez de cola africana es conocida para su alto contenido de cafeína.

farmacia

Durante mediados del siglo XIX, las fuentes de soda se hicieron muy famosas en EE.UU. Pero los científicos empezaron a demostrar que no existían beneficios para la salud en las aguas carbonatadas, así que a partir de este momento se dejaron de vender como bebidas “saludables”. Con la Ley d Pureza de Alimentos y Medicamentos de 1906, se obligó a que todos los productos contaran con un etiquetado de sus ingredientes, y se prohibió el uso de narcóticos en alimentos y bebidas para consumo diario. Hoy en día los refrescos siguen estado sujetos a nuevas regulaciones, el caso más reciente es el de los impuestos a las bebidas azucaradas.

Vía | Collectors Weekly

Imágenes | Don O'Brien | Ryan Lackey | Ruth Hara | IMLS Digital Collections & Content |

En Vitónica México | Historia de la medicina: Drogas como medicamento
En Vitónica México | Gracias al impuesto a las bebidas azucaradas, su consumo se redujo en un 12%

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios