Compartir
Publicidad
Publicidad

El impuesto a las bebidas azucaradas en México ha tenido resultados positivos

El impuesto a las bebidas azucaradas en México ha tenido resultados positivos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En enero del 2014 entro en vigor el impuesto del 10% a las bebidas azucaradas, mejor conocido como 1 peso por litro. Aplica a refrescos, jugos de frutas, tés helados y cualquier bebida que tenga azúcar añadida. Desde un inicio el impuesto ha causado gran polémica. Muchos opinaban que el impuesto no lograría reducir significativamente el consumo de este tipo de bebidas, mientras que otros apoyaban la medida como un paso importante contra la epidemia de obesidad y diabetes que vive nuestro país.

México es el primer consumidor a nivel mundial per cápita de bebidas azucaradas, 163 litros por persona al año. Además el 35 por ciento de su población infantil, y el 71 por ciento de los adultos mexicanos, sufren de sobrepeso y obesidad. A eso le tenemos que sumar que el 10.8 por ciento de la población sufre de diabetes mellitus. Y una de las cosas más alarmantes es que el consumo de bebidas azucaradas representa el 10 por ciento del total de calorías de la dieta de un mexicano promedio.

Bebidas azucaradas

La evidencia que tenemos al día de hoy desde la aplicación de este impuesto, indica que realmente se ha observado una disminución en el consumo de bebidas azucaradas. En el 2014 el consumo cayó un 5.5 por ciento en comparación con el año anterior, y en el 2015 la reducción fue del 9.7 por ciento en comparación con el 2013. Se estima que en promedio, los mexicanos están consumiendo 5.1 litros menos per cápita al año.

También se ha observado que las reducciones más importantes se registraron entre los mexicanos de menores recursos, quienes también son el grupo con mayor riesgo de enfermedades relacionadas con la obesidad. Con esta información, investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública y de la Universidad de Michigan, desarrollaron modelos matemáticos para predecir el impacto de esta reducción en el consumo de bebidas, sobre la obesidad y la diabetes.

Refresco

Los resultados estiman que la obesidad en adultos disminuirá 2.5 por ciento para el año 2024. Para el 2030 se espera que el impuesto ayude a prevenir entre 86 mil y 134 mil nuevos casos de diabetes. Los adultos jóvenes serán los que observaran los mayores beneficios, prevenir la obesidad en etapas tempranas genera mayores beneficios a la salud. Y aunque se espera una reducción de peso en todos los niveles socioeconómicos, se estima que las personas de menor nivel socioeconómico sean las que experimenten mayores reducciones en obesidad.

Los investigadores aseguran que el impacto del impuesto aumentará con el tiempo a medida que la población se acostumbra a consumir menos azúcar y cafeína en sus bebidas. Algo similar a lo que ocurre con otros productos adictivos como los cigarros y el alcohol. Sin embargo ya existen propuestas para que el impuesto a las bebidas azucaradas aumente a 20 por ciento, esperando que las proyecciones también se dupliquen.

Más información | Organización Panamericana de la Salud

Imágenes | Esparta Palma | Hernán García Crespo | Mike Mozart |

En Directo al Paladar México | La obesidad se ha convertido en una epidemia global
En Directo al Paladar México | Primeros efectos del retiro de los anuncios de comida chatarra

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio