Publicidad

El desperdicio de comida es un problema mundial

Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El desperdicio de comida es un gran problema mundial, particularmente en Estados Unidos. Hace algunos días vi este interesante video con un toque de humor sobre este asunto, en donde los estadounidenses desperdician alrededor de 40 % de la comida que se produce cada año. Para darnos una idea, este porcentaje representa llenar cerca de 730 estadios de futbol.

John Oliver señala que desperdiciar comida es horrible por diversos motivos, pero especialmente, porque alrededor de 50 millones de personas en Estados Unidos sufren de "inseguridad alimentaria", es decir que, este número de personas no tienen acceso a una alimentación adecuada por falta de recursos.

En este video, podemos ver como en los vertederos hay gran cantidad de verduras en perfecto estado, pero como quedaron rezagadas en los supermercados, los vendedores deciden desecharlas. Otro punto destacable es como el "sentido de estética" del consumidor rechaza frutas y verduras que no tienen una apariencia perfecta. Esto es ridículo; porque una pieza de fruta, por ejemplo, un durazno, no tenga la circunferencia o tamaño ideal, no significa que esa fruta no es comestible.

John Oliver propone una solución al terrible problema de desperdiciar comida: que el gobierno de a los productores y a los supermercados, un incentivo, (como no pagar impuestos) para que todos los alimentos que descarten en perfectas condiciones para consumo humano, sean donadas. Sin embargo, concluye, que "para el productor, es más fácil y barato tirar el alimento, que empacarlo, etiquetarlo y transportarlo a los lugares destinados para donación".

Podemos decir que México no se queda atrás con el desperdicio de alimentos, aunque sea en menor medida. En cada hogar, siempre habrá comida que no se consuma, por ejemplo, las verduras. Si abrimos el cajón dentro del refrigerador destinado para guardar vegetales, es posible que encontremos alguna verdura que lleva mucho tiempo guardada y que es momento de desecharla. O las frutas que no se consumen y entran en descomposición sobre la barra de la cocina.

Otro problema con desperdiciar comida tiene que ver con el calentamiento global. La gran cantidad de alimento en descomposición en los vertederos, genera gases que contribuyen al efecto invernadero.

Creo que todo es cuestión de medida y una planificada organización: comprar lo que se vaya a consumir, ni de más, ni de menos, de esta manera no desperdiciamos nada y contribuimos a cuidar nuestros bolsillos, nuestra salud y la del planeta.

Video de YouTube | LastWeekTonight
En Vitónica México | 3 documentales de Netflix que te inspirarán a "ser healthy"
En Vitónica México | Consejos saludables para las mamás que van al supermercado

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios