Compartir
Publicidad
Publicidad

5 hábitos que están impidiendo que pierdas peso

5 hábitos que están impidiendo que pierdas peso
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si estás un poco pasado de peso, seguramente estás adquiriendo los que se llaman "hábitos de grasa" durante todo el transcurso de tu vida. Éstos hábitos son comportamientos que muchas veces nos arraigan desde pequeños y se basan en deseos que conducen a antojos intensos de alimentos ricos en calorías, un apetito voraz y la incapacidad para mantenerte satisfecho.

La buena noticia es que estos comportamientos pueden ser modificados, perder peso de forma natural y sólo cambiando los siguientes hábitos

1. Demasiadas "horas felices"

Un efecto secundario infeliz de la hora feliz es el aumento de peso y justo donde no lo quieres: en el abdomen. Las bebidas alcohólicas: cerveza, vino o cualquier otro licor, han demostrado que desencadenan los antojos de alto contenido de grasa y los alimentos con alto contenido calórico. Es por eso que unos 30 minutos después de beber tu martini, las papas fritas, papas a la francesa o alitas de pollo se vuelven irresitibles.

Un estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition reportó que es más probable que, beber alcohol puede causar mas sobre peso que comer en exceso o acostarse a ver televisión.

martini

2. Falta de Zzzz

La falta de sueño no sólo va a hacer que te sientas cansado sino también con hambre. Varios estudios han concluido que la falta de sueño aumenta las hormonas del hambre y afecta negativamente la región del cerebro que procesa las consecuencias negativas de las decisiones que tomamos. Por ejemplo, puede que ni siquiera registres las 450 calorías y los 6 gramos de grasa que tu brownie tiene, en cambio, sólo vas a pensar en lo maravilloso que sabe.

La buena noticia es que cuanto más tiempo que duermas, más anhelaras la comida saludable. Trata de que hoy sea una prioridad llegar a dormir 30 minutos antes esta noche. Los expertos recomiendan al menos de siete a ocho horas cada noche para la mayoría de nosotros, pero el tiempo de sueño ideal es altamente individualizado.

3. Demasiada TV

Si eres de los que no puedes perdonar dejar pasar ese maratón de series el fin de semana, no te sorprendas si no logras conseguir que tu báscula se dirija hacia el sur. Los adultos que se conectan más tiempo a la televisión son más propensos a tener sobrepeso u obesidad. De hecho, un estudio de seis años de 50.000 mujeres de mediana edad publicado en JAMA informó que por cada dos horas que pasaron viendo televisión por día, elevaron el riesgo de convertirse en obesos en un 23%.

Los investigadores creen que la televisión estimula el apetito y aumenta el deseo de alimentos con altas calorías. Mientras tanto, comer mientras se ve la televisión conduce a un consumo excesivo, ya que toma más comida para sentirse satisfecho cuando estás distraído (de trabajo, ver la televisión, conducir, o ir de compras en línea.) Los expertos recomiendan limitar la televisión a no más de dos horas por día para mantener las calorías y el peso bajo control.

59956502 27294bf761 O

4. Comedor Distraído

Entre anunciar, publicar, enviar mensajes de texto, tweets, y todo lo demás que hacemos, en vez de hacer lo que se supone que debemos estar haciendo, no es sorprendente escuchar que nos hemos convertido en una nación de consumidores.

Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition asignó al azar a los adultos, ya sea jugar un juego de cartas de la computadora mientras se come el almuerzo o no hacer nada, mientras que comer. ¿Los resultados? Los que estaban distraídos comieron más rápido, consumieron más calorías, se sentían menos satisfechos y comían hasta el 100 por ciento más durante su próxima ocasión de comer, en comparación con los que comían su almuerzo sin distraerse. Come sentado, con un plato y cubiertos y presta atención a la sensación de saciedad.

5. Comer fuera más de una vez a la semana

Por cada vez que sales a comer, considera que vas a consumir un promedio de alrededor de 200 calorías de más que si había comido en casa; según un nuevo estudio publicado en Public Health Nutrition. Los investigadores dicen que las calorías adicionales se derivan de porciones más grandes, más altos conteos de grasa y calorías y menos porciones.

Trata de comer en casa mas seguido, elige recetas rápidas y fáciles o cocina los fines de semana para la próxima semana.

Imágenes | ginsnob | Twin Design | radiant guy
En Vitónica México | 3 reglas básicas para mejorar los hábitos alimenticios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio