Compartir
Publicidad

Sopa de brócoli, cebolla y queso. Receta

Sopa de brócoli, cebolla y queso. Receta
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En otoño se nos comienzan a antojar los platos de cuchara, esos caldos y sopas que calientan el cuerpo y el alma. Pero este viernes, es un día lluvioso y estamos a la espera de que un huracán toque tierra en nuestras costas. Para un día así, he preparado esta sencilla sopa de brócoli, cebolla y queso que seguro les encantará.

Tan pronto como empiecen a hacerla, les vendrán a la mente la sopa de cebolla que hacían nuestras abuelas, pues en esta receta la cebolla no la suavizamos en aceite, sino que la hervimos, permitiendo que suelte su característico aroma. Para el queso, hoy me he decidido por una mezcla de queso manchego y queso parmesano, pero estoy segura que el queso cheddar también es una buena elección para prepararla.

Ingredientes para 4 personas

  • 2 tazas de caldo de pollo, 1 brócoli, 1/2 cebolla blanca, 300 ml de leche evaporada, 1 taza de queso manchego rallado, 1/2 taza de queso parmesano, 2 cucharadas de fécula de maíz, sal, pimienta y nuez moscada al gusto.

Cómo hacer sopa de brócoli y queso

Preparar esta sopa es realmente muy sencillo, pero el resultado es estupendo. Comenzamos lavando bien el brócoli y separando los floretes. En esta ocasión, yo tenía floretes de brócoli que había congelado unas semanas antes, así que sólo he descongelado una cantidad aproximada a dos tazas, sumergiéndolos en agua fría durante 10 minutos.

En una cacerola, colocamos el caldo de pollo, la cebolla cortada en rodajas delgadas, el brócoli y sazonamos con sal y pimienta. Dejamos cocinar durante 15 minutos hasta que el brócoli esté tierno.

Pasos Sopa Brocoli

En la leche evaporada fría disolvemos la fécula de maíz y la agregamos a la cacerola cuando el brócoli esta cocido. En ese momento agregamos también los quesos y una pizca de nuez moscada. Bajamos el fuego, esperamos que hierva nuevamente, y que se espese ligeramente. Movemos ocasionalmente para evitar que la leche se pegue en el fondo.

Degustación

Esta sopa de brócoli, cebolla y queso hay que servirla caliente, para que el sabor de los quesos sea el que predomine. Si no es posible, hay que evitar prescindir de la nuez moscada, pues es la que potencia el sabor de los demás ingredientes. Para acompañarla, no nos hará falta más que un pan salado de la tradicional panadería mexicana.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio