Compartir
Publicidad
Publicidad

Salsa bechamel. Receta básica

Salsa bechamel. Receta básica
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante la semana les hablábamos sobre las 5 salsas madres que sirven de base para preparar otras salsas y platillos, dándole una textura y sabor profundo a éstos últimos. Una de ellas es la salsa bechamel, cuya receta y preparación hoy compartimos con la finalidad de que aprendas a hacerla y tengas más opciones a la hora de preparar tu comida.

Para prepararla necesitamos ingredientes muy básicos: mantequilla, harina, leche, sal, pimienta y nuez moscada, aunque estos dos últimos los podemos omitir si es que no los tenemos a la mano. Es importante decir, que si quieres que tu bechamel quede más ligera o más espesa, puedes variar un poco la cantidad de líquidos o del espesante (la harina).

Ingredientes

Para 4 personas
  • Mantequilla 30 g
  • Harina 30 g
  • Leche tibia 350 ml
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra molida al gusto
  • nuez moscada al gusto

Cómo hacer salsa bechamel

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 10 m

Comenzamos haciendo una roux. Para ello, en una cacerola mediana calentada a fuego medio, derretimos la mantequilla. Enseguida añadimos la harina, mezclamos y moviendo constantemente la cocinamos hasta que la mezcla comience a burbujear y tome un ligero tono dorado sin dejar que se oscurezca demasiado, durante aproximadamente 2 minutos.

Enseguida, poco a poco, añadimos la leche tibia, y moveremos constantemente con un batidor de globo para evitar que se nos formen grumos. Cuando hallamos terminado de añadir la leche, añadimos sal, pimienta y nuez moscada rallada al gusto; seguiremos moviendo hasta que la salsa espese, siendo el punto ideal cuando al meter una pala de madera ésta quede cubierta y ademas, cuando al pasar un dedo sobre la pala, la división no se vuelva a unir.

Salsa Bechamel

Con qué acompañar la salsa bechamel

La salsa bechamel puede utilizarse preparar pastas horneadas o al sartén, para servir vegetales, o como base para hacer otras salsas blancas cremosas con queso, con crema o con mostaza, por ejemplo.

En Directo al Paladar México | Las 5 salsas madre de la cocina que debes conocer
En Directo al Paladar México | Lasaña clásica. Receta

¿Te ha gustado esta receta?
Guardar
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio