Compartir
Publicidad

Avena fría con zarzamoras y ron. Receta

Avena fría con zarzamoras y ron. Receta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si ustedes son como yo, y se la pasan viendo blogs y fotografías de comida en Internet, habrán notado la nueva moda de las "overnight oats", tarros de avena fría combinadas con una variedad de sabores, y que no requieren cocción. Esto en realidad no es nuevo para mí, pues en casa, durante años he preparado por la noche fruta con yogur y avena para llevar al trabajo, de tal modo que al tomar el desayuno al día siguiente la avena se ha suavizado lo suficiente sin necesidad de cocción.

A pesar de la sencillez de su preparación, hoy he querido compartirles una receta adecuada para el desayuno de los fines de semana, empezando con los viernes que suelen ser más relajados, pues en su preparación vamos a ocupar un poco de ron ¡pero solo un poco!. Se trata de avena fría con zarzamoras y ron, una receta que estoy segura van a querer repetir frecuentemente.

Ingredientes para una persona

  • 1/2 taza de hojuelas de avena, 1/2 taza de yogurt natural, 1/3 de taza de leche, 5 zarzamoras, ralladura de medio limón, 2 cucharadas de ron, 1 cucharadita de miel.

Cómo preparar avena fría con zarzamoras y ron

Para preparar esta avena vamos a necesitar un frasco de 225 ml que tenga tapa; cierto es que podemos hacerlo también en un contenedor de plástico, pero en mi percepción se enfría mejor en uno de cristal.

Avena Zarzamora Pasos

Colocaremos en el fondo del frasco la avena, seguida por el yogur natural, las zarzamoras, la ralladura de limón, la miel y la leche. Después, con ayuda de una cuchara mezclaremos bien todos los ingredientes, procurando romper un poco las zarzamoras para que liberen mejor su jugo y su sabor. Por último añadimos el ron, volvemos a mezclar, tapamos y refrigeramos durante al menos cuatro horas.

Degustación

Tengo que decir, que esta avena fría con zarzamoras y ron sabe mejor cuanto más tiempo pase, así que aunque en cuatro horas la avena ya está suave, siempre prefiero dejarlas en reposo ocho horas. La recomendación, comérselas frías, tan pronto como salgan del refrigerador. Es una receta sorprendentemente fresca, sabrosa y diferente, que podemos presentar como desayuno o como postre. Eso sí, sólo para adultos, pues en esta preparación el alcohol no se evapora.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio