Compartir
Publicidad

Mejillones a la marinara con espagueti. Receta para Semana Santa

Mejillones a la marinara con espagueti. Receta para Semana Santa
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la época de Semana Santa no solemos comer tanta carne roja o tomamos estas fiestas como pretexto para comer una mayor cantidad de pescados y mariscos. Ya hemos compartido con todos ustedes algunas de nuestras mejores recetas de pescados por lo que hoy les propongo una de unos mejillones que no tienen equivalente.

La receta de este día es la de los mejillones a la marinara con espagueti que, créanme, son una maravilla. Para darles un sabor súper definido preparan la salsa son un poco de vino blanco. Para esto es indispensable que usen un vino blanco seco ya que con uno dulce no podrán hacer correctamente esta receta.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Mejillones frescos 1 kg
  • Jitomate 2
  • Cebolla blanca 0.5
  • Dientes de ajo 1
  • Vino blanco 200 ml
  • Perejil picado 30 g
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer Mejillones a la marinara con espagueti

Dificultad: Media
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 15 m

Van a picar la cebolla y el ajo y ponerlos a sofreír en una olla con el aceite de oliva y la mantequilla. Los dejan unos tres a cuatro minutos a fuego medio. Pelan y picar los jitomates que añaden a la cebolla. Revuelven bien todo y dejan unos cinco minutos en la olla tapada. Agregan el perejil picado y el vino blanco. Sazonan con sal y pimienta.

Enjuagan bien los mejillones en agua fría y los van poniendo en la olla en la que prepararon la salsa. Revuelven bien. Medio tapan la olla y dejan en la lumbre, a fuego medio bajo, por unos 15 minutos o hasta que todos los mejillones hayan abierto. Ponen a hervir los espaguetis para que queden firmes. Los drenan y colocan en cada plato. Los recubren con los mejillones y la salsa.

Mejillones Marinara Prep

Con qué acompañar los mejillones a la marinara con espagueti

Sobra comentarles que estos mejillones a la marinara con espagueti, que hoy les presentamos, se comen calientes, ya que no están pensados para disfrutarse fríos o tibios. Los tienen que servir con un buen vino blanco seco y frío para que la experiencia sea totalmente placentera. Si prefieren no tomar alcohol, un jugo de frutas frescas de la temporada se acomodará muy bien.

Directo al Paladar | Lasaña de berenjena. Receta vegetariana fácil
Directo al Paladar | Hamburguesa de pollo con paprika rebosado. Receta deliciosa

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio