Publicidad

Otros usos de la sal. Aliada en la limpieza, ahorro y ecología

Otros usos de la sal. Aliada en la limpieza, ahorro y ecología
Sin comentarios

Además de ayudarte con la sazón de tu comida, la sal tiene otros usos. La limpieza también es su fuerte, pues, gracias al cloruro y el sodio que la componen es un potente limpiador, sin comprometer la ecología de nuestro planeta, ni tu ahorro en el hogar; por lo que es tu aliada perfecta.

Prepárate para tomar nota, pues son varios lo otros usos que tiene la sal, desde deshumidificador, desengrasante, desodorante, limpiador, hasta control de plagas, etc., sin tener que utilizar productos químicos dañinos para la ecología.

Otros usos de la sal

  • Elimina manchas de moho

Forma una pasta con sal y zumo de limón, frótala sobre las áreas donde haya moho, deja actuar durante 20 minutos, enjuaga con agua y si es necesario repite el proceso. ¡Listo, adiós al molesto moho!

  • Elimina malos olores de las botellas de cristal

Hay botellas o recipientes de cristal o vidrio que, después de su uso inicial, queremos reutilizar, pero a veces guardan olores desagradables, los cuales podemos desaparecer de la siguiente manera: mezcla agua potable con sal, agita durante un minuto y deja reposar durante la noche. Al otro día tendrás lista tu botella limpia y libre de aromas.

  • Quita manchas de café en tazas

Todos tenemos una taza favorita, pero, tal vez te ha pasado que dejaste el café por unos días y se penetró el color, con una horrible mancha. Pues la solución es sencilla, sólo hay que mezclar dos cucharadas de sal y una de vinagre, poner esa pastita en la mancha y frotar con una esponja para lavar los trastes. Repite las veces que sea necesario, dependiendo de lo percudida que esté la taza.

  • Blanquea la ropa

Con el uso, algunas prendas como sábanas, ropa en general y otros textiles, suelen percudirse; por lo que hay que batallar para volver a ver blancas nuestras telas. Pero, la siguiente mezcla te salvará: revuelve el zumo de dos limones, tres cucharadas de sal fina y un litro de agua; pon a remojar tus prendas y lávalas como de costumbre, con algún jabón biodegradable. Para suavizar, puedes utilizar vinagre de manzana o vino blanco. Cabe resaltar que, es un método abrasivo, por lo que, si es una prenda delicada, mejor no uses este método.

Otros Usos Sal Aliada Limpieza Ahorro Ecologia Sustentable Ecologico Sales Hogar Tips Foto: Monfocus
  • Limpia y desinfecta el suelo de tu casa

La siguiente mezcla es un excelente detergente natural, sólo revuelve un puño de sal de grano y unas cucharadas de vinagre en una cubeta de agua. Trapea como de costumbre, tu piso estará reluciente y desinfectado. Recuerda que es un abrasivo que podría dañar el mármol, así que si tu casa tiene este material, mejor no uses esta opción.

  • Revive los colores de tus prendas

No sólo blanquea tu ropa, sino que, te ayuda a revivir los colores de tus prendas favoritas. Lo que tienes que hacer es llenar una cubeta con agua fría y añadir un puño de sal de grano con dos cucharadas de vinagre. Posteriormente, sumerge tu ropa de color y deja remojando por un rato.

  • Pule tus metales

Si tienes objetos de plata, latón o cobre, puedes pulirlos y dejarlos como nuevos con la siguiente receta: haz una masa mezclando harina, vinagre y sal. Frota tus utensilios con esta pasta y límpialos con un trapo suave y limpio. Verás cómo recuperan su brillo original sin tener que requerir a químicos desagradables.

  • Limpia tus alfombras

Para limpiar tus preciadas alfombras, agrega un puño de sal de grano y dos cucharadas de vinagre en una cubeta de agua fría, con esa mezcla talla con un cepillo. Quedarán limpias y libres de aromas fétidos.

Otros Usos Sal Aliada Limpieza Ahorro Ecologia Sustentable Ecologico Sales Hogar Alfombra Foto: Jarmoluk
  • Limpia tus verduras

Para que tus verduras queden libres de pesticidas, déjalas remojando en un bol con agua y un puño de sal de grano.

  • Quita las manchas de desodorante de tu ropa

Algunos desodorantes dejan horribles manchas en nuestras prendas, las cuales son difíciles de limpiar. Pero, con este método, lo lograrás más fácilmente: calienta medio litro de agua con cuatro cucharadas de sal, remoja tu prenda durante dos horas, y lava como de costumbre.

  • Desatasca tus desagües

Si la cañería se atascó, la sal puede ayudarte a resolverlo sin tener que utilizar esos productos químicos que tanto contaminan. Sólo hay que verter una taza de sal, una taza de bicarbonato y medio vaso de vinagre blanco; dejar actuar durante 10 minutos, y echar dos litros de agua hirviendo. Si es necesario, repite la acción; pero es un potente destapa caños.

  • Actúa como detergente lavavajillas

Para que tus trastes queden libres de suciedad y grasa, utiliza esta mezcla: licúa el zumo de tres limones, parte de la cáscara de los limones y dos cucharadas de sal; ya que tengas esa mezcla homogénea, revuelve con agua y vinagre en un recipiente en el que la puedas hervir durante 15 minutos. Deja que enfríe y listo, tendrás un lavavajillas amigable con el medio ambiente.

  • Limpia la tabla de madera que utilizas para cortar

Para estar más seguros de que esté perfectamente limpia la superficie antes de utilizarla, asegúrate que antes y después de utilizarla la hayas limpiado de la siguiente manera: corta un limón, pon sal encima y frótalo sobre la tabla durante cinco minutos; posteriormente, enjuágala. La tendrás reluciente para cortar tus alimentos.

Otros Usos Sal Aliada Limpieza Ahorro Ecologia Sustentable Ecologico Sales Hogar Olores Foto: Monicore
  • Limpia tu refrigerador

Es muy común que en nuestro refrigerador haya malos olores o algunas manchas, pero hay que tener cuidado de los limpiadores que utilizamos, pues recuerda que es el lugar donde guardas tus alimentos. Pero, con la siguiente mezcla podrás limpiarlo con toda confianza: pon una cucharadita de sal a un litro de agua; con una esponja dale un buen repaso a paredes y estantes. ¡Listo, estarán limpios y libre de olores!

  • Controla las malas hierbas del jardín o huerto

Para tener un jardín o huerto hermoso, libre de hierbas indeseables, sólo tienes que esparcir sal en las grietas de las baldosas o bordes donde suelen crecer.

  • Limpia tu cafetera

Como no es recomendable limpiar con jabón tu cafetera, tenemos la solución para que puedas limpiarla perfectamente de una forma natural y sin químicos: pon a hervir tres cucharadas de sal y un poco de zumo de limón dentro de la cafetera, luego, frótala con un estropajo metálico. Posteriormente, enjuágala con agua fría.

  • Limpia tu plancha

Pasa una esponja de acero ligeramente húmeda, con un poco de sal de grano por la superficie de la plancha, hazlo varias veces a temperatura media. Cuando se enfríe tu plancha, pásale un paño húmedo. También puedes usar papel de aluminio. Listo, estará reluciente.

  • Desengrasa tu horno

Es una excelente herramienta para hornear tus recetas favoritas, pero con cada uso se le va acumulando el cochambre y la grasa, por lo que hay que limpiarlo, para eso sigue la siguiente recomendación: haz una mezcla con una taza de sal, una taza de bicarbonato y una taza de agua, revuelve hasta obtener una mezcla homogénea, la cual será una pasta abrasiva, que luego aplicaremos a las paredes del horno. Deja actuar durante una hora y retira con un paño húmedo.

  • Evita que el humo se disperse cuando prendas tu chimenea o cocines barbacoa

Tira dos puños de sal sobre el fuego cada vez que enciendas la chimenea, esto reducirá la cantidad de hollín. También puedes utilizar este remedio cuando hagas una barbacoa, para evitar dispersar demasiado humo.

  • Elimina olores de tus manos

Cuando manejamos cosas con aromas penetrantes, como pescado o cebolla; el olor suele permanecer en nuestras manos, algo que es desagradable para muchos. Pero, con el siguiente remedio, podrás estar libre de ello: revuelve un poco de sal y vinagre en un recipiente con agua, frota tus manos con esa mezcla durante unos minutos, enjuaga con agua limpia y verás que quedarán limpias y sin olores.

Otros Usos Sal Aliada Limpieza Ahorro Ecologia Sustentable Ecologico Sales Hogar Bicarbonato Foto: Evita-ochel
  • Desodorante natural para tus zapatos

Con el uso normal de nuestros zapatos, a veces suelen surgir algunos olores desagradables, pero con el siguiente remedio, podrás liberar a tu calzado de esto. Sólo tienes que poner un puño de sal y un puño de bicarbonato en cada uno de tus zapatos, y dejarlo reposar durante toda la noche. A la maña siguiente, retira ambos materiales, sacude bien y verás que los olores habrán desaparecido.

  • Quita las manchas de ollas y sartenes

Con el uso, nuestros trastes donde calentamos o hacemos la comida se van manchando, para eliminar esas horribles manchas negras, sólo tienes que poner un poco de sal a la esponja con la que habitualmente lavas los utensilios. Verás que, al frotar, poco a poco van desapareciendo los residuos.

  • Es eficaz contra las hormigas

Es muy molesto tener este tipo de plagas en casa, pero no te preocupes, para que no pasen sólo tienes que poner sal en los bordes de las puertas y ventanas.

  • Actúa como deshumidificador

La sal también puede usarse como deshumidificador natural, pues los eléctricos suelen ser muy caros. Para absorber la humedad en una habitación de unos 30 m2, sólo hay que cortar una botella de plástico por la mitad y poner 200 gramos de sal de grano. Una vez hecho esto, vuelve a juntar las dos mitades de la botella y déjala en el refrigerador durante una noche. Al siguiente día, ponla en la habitación, y en 3 o 4 días comenzará a actuar. Puedes reutilizar la misma sal otras cinco veces, sólo tienes que secarla en el horno durante 15 minutos a 50 ºC. Si no quieres tirarla, puedes volver a usar la sal, utilizándola para alguno de los otros usos que te hemos mostrado.

Ahora ya sabes que tienes una aliada en la sal, tanto para la limpieza, como para el ahorro, y lo mejor de todo es que al utilizarla en lugar de los tradicionales químicos, cuidas la ecología.

Fuente | Ecoinventos |

Imagen | Onefox | Monfocus | Evita-ochel | Monicore |

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios